Being Erica O La Take-That-Leap Attitude

Recuerdo que cuando era niña veía una serie canadiense. Nunca entendí bien si era comedia o era drama, ni el nombre exacto, pero eran las aventuras de dos mejores amigas en su paso de la pubertad a la adolescencia. En ese entonces todas las chicas de la edad nos identificábamos con una o con la otra y teníamos en nuestra mejor amiga al complemento de la dupla. Yo era Buzzy y tenía a mi Amanda y no nos perdíamos el show, enfocado en las anécdotas típicas de la llamada edad de la punzada.

Traigo esto a cuento porque los canadienses no son precisamente reconocidos por su capacidad para hacer comedia, pero sí por lo impecables que pueden resultar sus programas, y por lo bien fundamentados que están desde una perspectiva psicológico-humanista. Pienso en un par de caricaturas, pienso en este programa de mi adolescencia (Ready or not, se llamaba) y ahora pienso en un nuevo show que me llama la atención: Being Erica.

“Es que soy yo”, dice el atrapado televidente. “Sí, eres tú”, pienso yo, “eres tú y cualquiera de tu generación, que padece temor al futuro, temor profesional, temor al compromiso, temor al autoconcepto…” Temor. Si su miedo es justificado o no es algo que rebasa este post, lo que me llama la atención es que los canadienses lo lograron de nuevo: tomaron unos buenos libros de psicología y crearon un personaje cuyas patologías son adecuadas para atrapar a un cierto target. Bandala dice que en cualquier reunión de su generación hay alguien en terapia, alguien divorciado y alguien que habla de caricaturas de antaño. Esta sitcom explota este recurso y nos muestra a una desubicada mujer que, cuando pierde el rumbo de su vida, cuenta con la ayuda de un terapeuta que la hace volver al pasado para retomar las lecciones no aprendidas. Al emplear un elemento que resulta cotidiano para la gente de treinta y algo, pareciera que la fórmula canadiense apostara mucho más a la identificación emotiva con la protagonista que al efecto cómico en sí.

Como podría esperarse, en ambos shows –Ready or not Being Erica- es muy claro el mensaje aspiracional, el consejo televisivo: para las pubertas era esperar, no tener miedo al cambio, vivir todo a su tiempo. Para los adultos contemporáneos es simplemente no frustrarse, seguir avanzando. Saltar. Me llama la atención que en todos los capítulos exista al menos alguna referencia a enfrentar un miedo que se relacione con el salto como metáfora del atrevimiento. Los canadienses pretenden animar a una generación paralizada a avanzar, a vivir, pues la siguiente ya viene empujándoles -o contagiándose de su miedo-.

La serie en sí no es mala. El caso es que resulta mucho más significativa para los que están en esa etapa o para los que ya pasaron por ella. Lo que me llama la atención es que está empleando todos los recursos de nuestros tiempos en favor de la verosimilitud: Erica Strange, el personaje principal, tiene su feisbuc, escribe -o narra- un videoblog y, en fin, es una adulta contemporánea en toda la extensión de la palabra. Un personaje muy logrado, cabe señalar, y una serie al alcance de todos, pues a través de los sitios de internet que la promocionan uno puede acceder a todos los capítulos de forma gratuita.

Muchos temas pueden surgir a partir de esto. ¿Qué papel ha t0mado la psicología en la vida cotidiana de nuestros tiempos? ¿Qué tan malinterpretada es? ¿Qué problemas produce esto? ¿Se acuerdan los tiempos de los abuelos en los que vivir sólo era vivir?

En fin, les dejo los links del programa por si les entró la curiosidad.

La página oficial, con el link para ver los episodios de la primera temporada:http://www.cbc.ca/beingerica/

La página en feisbuc: http://www.facebook.com/cbcbeingerica?ref=ps

El blog de Erica: http://www.beingerica.ca/

About Nora De la Cruz

Lectora.