Chayote

2 actores, una habitación de hotel, una historia política-­‐periodista.

En la habitación de un hotel, dos periodistas, representan una historia cotidiana que involucra la compra-­‐venta de información.

*** Un montaje que envuelve al espectador a vivir una historia real en un lugar real.

CHAYOTE _ Foto Yanko Bribiesca 2

Puesta teatral escrita y dirigida por Alberto Castillo, en la que se propone el experimentar la historia en un escenario real, la Habitación 22 de un hotel, involucrando de tal forma al espectador que termina convirtiéndose en el cómplice de dos periodistas se reúnen para hacer negocios que implican la compra-­‐venta de información en época de campañas políticas.

El Centro Histórico de la Ciudad de México, será el testigo de la ficción que sucede, dentro de la habitación, representado por dos actores, enmarcados por el contexto político de lugar indefinido. La relación entre el reportero y el editor se torna sádica y va revelando partes ocultas de sus personalidades. Cada uno intentará obtener lo que desea del otro a cambio de un regalo dulce, pero espinoso.

La apuesta escénica se dirige hacia este espacio íntimo, en el que los escucharemos hablar en total confianza, revelando muchos aspectos de ese tipo de periodismo permeado por el dinero, el alcohol y el sexo como generadores de confianza entre quienes se las tienen que ver con la política de esa pequeña ciudad.

Para Alberto Castillo, el tema surge de su propia experiencia, ya que durante algunos años se desempeño como editor de una publicación nacional enfocada a la política y tuvo la oportunidad de ver de cerca este mundo.

En lo estético, comenta, su apuesta se centra, en revelar, en poner sobre la mesa de discusión el asunto de la relación entre poder, sexo y cierto tipo de periodismo.

Las funciones serán los viernes a las 21:00 horas en la Habitación 22 del Hostal Regina, ubicado en la calle 5 de Febrero, número 53, Centro Histórico.

Reparto: Rok Lozano y Javier Espinosa

Dirección: Alberto Castillo

About soyAire

Yo: literata, mi alter ego: fotógrafa. Veamos en que punto las dos se juntan y el universo explota.