Festivales de cine de género en Latinoamérica, plataformas para la difusión

WP_000869 (1)

En el Marco del Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de México, Macabro y teniendo como sede el Centro de Información y Documentación de la Cineteca Nacional, se llevó a cabo ayer en punto de las 18:00 horas la Charla: “Los festivales de cine de género en Latinoamérica”.

A propósito de la doceava edición del festival Macabro, el espacio denominado “24 letras por segundo” invitó a Edna Campos, directora general de dicho festival y Joao Fleck, director de Fantaspoa, Festival Internacional de Cine Fantástico de Porto Alegre, Brasil; para hablar sobre la importancia de los festivales   en la difusión de este tipo de cine en Latinoamérica.

Ambos iniciaron contando cómo fue que nacieron sus respectivos festivales y cómo han llegado a ser lo que son hoy, en el caso de Macabro es por demás sabido que nació hace doce años con proyecciones en el cine Francia, de la Alianza francesa de Polanco, poco a poco fueron expandiendo sus salas de exhibición y ampliaron su horizonte también a las competencias, trajeron muestras de cine latinoamericano y haciendo alianzas con otros festivales han logrado llegar hoy a su décimo segunda edición, ya con un lugar reservado en la Cineteca Nacional y sus distintas sedes.

El Fantaspoa, nació en 2005 gracias a un grupo de amigos que buscaba difundir el cine fantástico en su ciudad, inicialmente proyectaron sólo en dos salas 15 filmes, que además ya era posible encontrar físicamente en Brasil, con el paso de los años y la aceptación creciente del público, fueron incorporando sedes y material que ya no era distribuido en el país, así como competencias.

Actualmente ambos festivales pertenecen a la Alianza Latinoamericana de Festivales de Cine Fantástico, donde también figuran Rojo Sangre, de Argentina; Mostra Curta Fantástico, de Sao Paulo; Montevideo Fantástico, Puerto Rico Horror Film Fest, Riofan, y Rojo Sangre de Santiago de Chile.

Ya entrados en materia, los ponentes reiteraron que para el cine de género sí es realmente importante la presencia de los festivales, puesto que casi toda la difusión les pertenece a ellos, aunque puntualizaron que a veces los festivales más que ser una comunidad se vuelven una especie de ghetto en el que se exhiben las mismas películas entre las mismas personas y se premian entre ellos.

Para ambos directores existe la necesidad de que el cine fantástico no se quede en los festivales ya que a veces sólo son frecuentados por gente con esta afición, que se tome más en cuenta como un trabajo serio y se le dé el mismo apoyo que reciben otro tipo de creaciones.

Se enfatizó también en el aumento de los trabajos y de la calidad de los mismos, al paso de las ediciones de los concursos, Edna comenta que hacer cine ya no es una labor sólo de las grandes instituciones, sino que la oferta educativa en este ámbito es cada vez mayor y los trabajos que se reciben año con año mejoran mucho la calidad, aunque aún hay algunos que se quedan en la buena intención.

Finalmente la plática concluyó con la presentación del Macabrolab y ventana sur, el primero proyecto de Macabro donde se recibirán trabajos y los mejores tendrán la oportunidad de tallerear y hacer sus producciones; mientras que en ventana sur, apoyo argentino, se meten a concurso proyectos para ser financiados ya sea en realización, postproducción o guión.

About soyAire

Yo: literata, mi alter ego: fotógrafa. Veamos en que punto las dos se juntan y el universo explota.