La Veritá, el caramelo de menta al final del tortuoso camino

La-Verita-2013-destaque2

Jamás había visto una ovación de pie.

Llegué a creer que eso era sólo un Mito Urbano, hasta que llegó La Veritá.

Jamás he escondido el amor que le tengo a La Bell´ Italia, así que saber que una compagnia vendría a presentar un espectáculo en uno de los recintos más bellos de la Ciudad, ya me seducía. Aunado a esto, dicho espectáculo gira alrededor de un lienzo de Dalí, mi pintor favorito. Y detrás de todo, la historia de Tristán e Isolda. ¿Qué más podía pedir?

Son un deleite las dos horas que uno pasa embelesado entre brincos, cantos, risas… Como sumergidos en un paisaje onírico digno del Catalán, a inicio de cada “acto” la solemnidad, contemplación parece que se tratará de algo serio, pero pocos minutos después los elementos aparentemente absurdos inundan el escenario levantando el ánimo de la melancolía a la euforia.

Siempre he creído que el gran logro de un acróbata es hacer parecer que todo es tan fácil, pues bien, para esta compañía no es fácil, es nato y eso es un regalo para el espectador, hace sentir como ese pequeño niño que se maravillaba ante las cosas más simples de la vida.

Y a eso juega La Veritá, a redescubrir al pequeño que con tal de encontrar un caramelo de menta al final del camino, seguía sin titubear. A descubrir que la sangre sabe a salsa de tomate; y a recordar que la juventud está en el corazón y no en el cuerpo.

No dejen pasar la oportunidad de disfrutar de un espectáculo, les aseguro, inigualable.

La Veritá de Daniele Finzi Pasca se presenta de viernes a domingo hasta el 17 de mayo, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

 

About soyAire

Yo: literata, mi alter ego: fotógrafa. Veamos en que punto las dos se juntan y el universo explota.