Más huellas de Marsyas: Voy a contarles un corrido

Yo sabía del valor histórico que tiene el corrido en México, auténtico género del juglar nacional, memoria de las cantinas con sabor a pulque. Las historias de la revolución las conocía a medias, entendía la necesidad comunicativa que los movía, pero no fue hasta hace muy poco que me percaté del valor actual del corrido.

marsyasMetido en la era de la información, ni idea tenía de la importancia que aún tiene el corrido en otros lugares del país. La casualidad me llevó a escuchar de viva voz un corrido recién escrito. En Michoacán, un amigo de la familia, Don Mario, nos cantó la historia de su pariente, Simón Cortés, para saber de la importancia que tuvo en la revolución (adjunto el archivo de sonido y disculpen la calidad de grabación). No fue poca mi sorpresa al saber que el corrido no sólo sigue vivo, sino que mantiene se forma tradicional en algún lugar de la república. Marsyas en el bosque habiendo perdido su batalla contra Apolo…

 

[El corrido de Simón Cortés]

 

El corrido nace de una historia y se convierte en composición popular de encomio y mnemotécnica. Ese es su proceso natural: de la historia a la música. Interesante me parece el libro Voy a contarles un corrido… (Ed. Textofilia, 2013) de Erma Cárdenas, que realiza el proceso en el sentido contrario y escribe historias a partir de los corridos.

Sus 17 cuentos incluidos en el libro abordan de alguna manera los corridos sin pretender la reconstrucción, sino procurando una nueva construcción, interpretación de la interpretación, ficción de la ficción. Las maneras en las que ataca los corridos son la presentación directa de la historia (vemos a los personajes en movimiento, actuando para el lector), la relación en boca de otros (la madre de Jesús García, héroe ferrocarrilero, relatando su muerte, por ejemplo) y la construcción totalmente nueva que le da un nuevo enfoque a los versos y estrofas.

El trabajo de imaginación que hace la autora para re-crear el suceso es muy valioso pero también el valor del libro como muestrario de la variedad del corrido es muy alto. No sólo se incluyen corridos clásicos como La adelita, también hay presencia del narcocorrido, género en el lindero de lo satanizado en nuestra sociedad, y de otros corridos que ni me imaginaba (Como la vida sin futbol).

El compendio resulta rico e interesante, su confección es agradable para un público muy amplio y su alcance es mayor al de simple ejercicio histórico o enfocado a las ventas. Yo disfruté la lectura en mis viajes por la ciudad, escuchando en silencio el canto popular del país y pensando en el pobre Marsyas, amarrado a un árbol…

9786077818793Erma_Cardenas_FSM_2811b

About El usuario-Sísifo Moderno

El usuario nació en la Ciudad de México en 1989, es casi egresado de la carrera de Lengua y Literatura Hispánicas en la FES Acatlán. Es el último aprendiz de Faderio, el diablo de Pancrode.