Pornografía: pensar lo mórbido

En la Ciudad de México, al menos, es difícil vivir lejos del porno: se transita todos los días por puestos de periódicos repletos de imágenes que no se puede evitar ver, en las que se anuncian fantasías o perversiones de todo tipo. Sin embargo, esto no quiere decir que seamos una sociedad sexualmente abierta, o educada. Por el contrario, existen todavía muchos prejuicios en torno al sexo, al placer y a la libertad corporal. Nuestra visión del porno es, entonces, contradictoria de base.

Esta contradicción, nos dice Naief Yehya, no es exclusiva de los mexicanos: la representación explícita de lo sexual ha inquietado a la humanidad entera desde el principio de los tiempos. Nadie sabe realmente qué es lo pornográfico, pues los límites semióticos, estéticos, culturales y morales son movedizos, inasibles. Dice Yehya que, por ello, el porno es el género fuera de los géneros.

En estas zonas grises, en el rabo de los límites, es en lo que Yehya se enfoca con gran acierto: plantea desde la introducción su intención de escribir una historia crítica de la pornografía, desde prácticamente todas sus aristas, es decir, como “una clasificación moralista, un producto, un fenómeno y una cultura”. Así, Pornografía: Obsesión sexual y tecnológica se convierte en un panorama muy completo para quienes desconocemos la historia del género, sus características y sus hitos, pero también le aporta a los conocedores interpretaciones nuevas. El autor invita a mirar las contradicciones que subyacen en la naturaleza de lo pornográfico: conviven en ella la opresión y la liberación, la violencia y el placer, la normativa y la transgresión, lo deseado y lo temido. Lejos de ser un estudio tedioso o una árida compilación de datos, Pornografía es una mirada apasionada al mundo de lo pornográfico, con todas sus implicaciones que, dicho sea de paso, son muchas y muy potentes. Así, con este recorrido histórico podemos comprender el origen de un género, de una industria y de una cultura, así como su crecimiento: en el libro se encuentran referencias a los personajes más importantes (directores, actores y actrices, aunque también estudiosos de diversos ámbitos, en incluso políticos), evidentemente, se enumera y explica la influencia de los filmes más trascendentales y, con ello, se explica también el origen y las características de los subgéneros. Insisto: contiene toda la información que un neófito necesita para comprender este género y su evolución.

Aunque su primera edición data del 2004, año en el que las tecnologías de la información irrumpieron de forma definitiva en la vida cotidiana, Naief Yehya realiza esta nueva edición, que incluye una observación del impacto del Internet en lo que el autor llama la pornificación de la sociedad. Si bien el material es rico por sí mismo, su mayor acierto es  la “observación de la pornografía como fenómeno cíborg”. Esta observación es, en mi opinión, la gran aportación de este ensayo, referencia obligada para la comprensión de buena parte de visión del cuerpo y el sexo en la posmodernidad.

 Pornografía: Obsesión sexual y tecnológica, de Naief Yehya, es una publicación de Tusquets Editores, disponible en librerías de prestigio.

 

 

 

About Nora De la Cruz

Lectora.