Tortugas

Uno de los animales más notables, simbólicamente, es el quelonio. De una lentitud proverbial, es el animal por excelencia en la fábula, llegan a ser sinónimo de la perseverancia . En la cultura china, representa también el  saber, la inmortalidad y la tierra.

En el folk-lore chino, una serie de calamidades no dejan de ocurrir hasta que la enorme tortuga Luoshu (mapa del río) no sea apaciguada, con un número de sacrificios que  igualen en orden y concierto a los números en cada cuadrado de su caparazón. Cada columna en toda dirección sumaba el mismo número.

Efectivamente, las aguas se apaciguaron con quince sacrificios.

a tuin

 

Si no mal recuerdo, Breve Historia del Tiempo inicia con una simpática fábula, (casi estamos seguros, apócrifa), donde un célebre matemático (algunos aseveran que fue Bertrand Russell)  estaba dando una conferencia sobre astronomía en la que describía cómo la Tierra giraba alrededor del Sol, que a su vez gira en torno a las estrellas de nuestra galaxia.

Al final de la charla, una anciana se levantó al fondo de la sala y dijo: “Todo lo que nos ha contado usted, joven  son disparates. En realidad, el mundo es una placa plana que se sostiene sobre el caparazón de una tortuga gigante”.

Russell, sonrió con toda la suficiencia  que fue capaz, y dijo: “¿Y sobre qué se sostiene la tortuga?”. “Se cree usted muy agudo, joven”, replicó la anciana. “Pero hay infinitas tortugas”.

No es casualidad que “Los avatares de la Tortuga” es el nombre que lleva un  ensayo de Jorge Luis Borges sobre la paradoja de Zenón: una tortuga corre una carrera con el héroe griego Aquiles, quien es mucho, mucho más rápido que ella y le da ventaja, digamos que es diez veces más rápido y le da diez metros de ventaja. Entonces Aquiles corre esos diez metros y la tortuga corre uno, Aquiles corre ese metro y la tortuga corre un decímetro, Aquiles recorre ese decímetro mientras la tortuga corre un centímetro “y así infinitamente, sin alcanzarla”: al aproximarnos al cero, la razón se toma su hora de almuerzo.

Además, hay, que sepamos, dos obras del novelista Michael Ende, donde aparecen tortugas; en la primera, Momo, es la pequeña tortuga Casiopea la enigmática guía de la niña. El animal parece ser omnisapiente y ominipresente, pues se presente en el justo momento en que se la necesita y siempre sabe lo que pasará.

En la otra,  de La Historia Interminable hablamos, el héroe Atreyu es enviado con otra tortuga, sólo que de infinitamente mayor tamaño, la gargantuesca Vetusta Morla, un ser casi tan anciano como Fantasía, (con salvedad de la Emperatriz), y por tanto,es  también  la memoria del reino fantástico.

vetusta morla

En Lewis Carroll también hay una Tortuga, aunque Falsa, quien le comenta a Alicia que en la escuela aprendió las cuatro habilidades de la matemática, “sudar, prestar, feificar y dirimir”, histeria antigua y moderna,  con marografía, así como Divulgo; divulgar, bostezar  y tintura al folio, y explica los complicados pasos de  Contradanza del Bogavante.

En la literatura de ficción de Terry Pratchett, también está presente, como la gran A’ Tuin, que a sus espaldas lleva los cuatro elefantes que, a su vez,  sostienen el Mundo Disco, en la alucinante saga homónima.

La tortuga también está presente en la cultura pop,  como Yertle la tortuga del Dr. Seuss, la nipona Gamera como contraparte monstruosa de Godzilla, las tortugas Ninja,  con nombres de genios renacentistas Leonardo, Miguel Ángel, Donatello y Rafael, y desde luego , la antropomórfica  némesis de Mario; Bowser, y sus camorristas los Koopa Troopers.

Si le interesa|Todos los libros aquí mencionados.

About MammaTesta

Dulce Reyes se niega a crecer. Es por ello que busca libros "de adultos" que puedan ser leídos por niños y también al reverso, libros "para niños" con una doble (o triple) lectura.