¡Copiad, malditos!

(…) la base filosófica del sistema de copyright actual se apoya en un malentendido: la originalidad de los artistas es inagotable, concepto que se aplica a creadores e intérpretes. Pero la realidad indica otra cosa, porque los artistas siempre tienen en cuenta las obras creadas en el pasado y en el presente, y agregan elementos al corpus existente. Esos agregados merecen respeto y admiración, pero sería inadecuado otorgar a sus creadores, intérpretes y productores derechos de exclusividad monopólicos sobre algo que se inspira en el conocimiento y la creatividad que forman parte del dominio público y son producto de la labor de otros artistas. (Barthes, 1968; Boyle, 1996:42, 53-59)

La popularizacion del internet también trajo consigo elementos  la masificacion de la copia y ¿por que no decirlo? del plagio descarado pero hay que guardar distancias, una cosa es una persona consiguiendo material que de otra forma le seria dificil o si no imposible de disfrutar, y otra es el lucro o el robo de ideas descarado. Digo que hay que guardar distancias por que algunos autores han olvidado por completo la finalidad de los derechos de autor, nacieron para protegerlos de los abusos de editoriales, disqueras y demás asociaciones de gestión, para que pudieran gozar de los beneficios de su obra sin que alguien mas lucre con ella.

Con las tecnologias de información el cambio es mas rapido de lo que a muchos les gustaria aceptar, pero no se puede tapar el sol con un dedo, se debe seguir defendiendo la autoria de las obras y que se obtenga una justa renumeracion por ellas pero no atacando al consumidor de las mismas, sino adaptándose a los gustos y necesidades de ellos. Si el verdadero fin de la creación del autor es la difusión de sus ideas ¿por que no tener un enfoque mas conciliador con las tecnologías?, estas le permitirain un acercamiento directo con sus fanaticos y en muchos casos incluso una remuneracion directa y de un porcentaje mayor que con las antiguas sociedades de gestión, como por ejemplo el caso de Amanda Hocking escritora que obtiene el 70% directo de la venta de sus obras, las cuales están disponibles en la tienda de libros electrónicos de amazon.

Pero lo que quería compartir con ustedes es un documental sobre este tema, que por cierto es de libre distribución y pueden copiara  diestra y siniestra.

¡Copiad, malditos! (DOC/58’/ES/HD720p 16:9) from elegant mob films on Vimeo.

¡Copiad, malditos! / Copyright, or the right to copy (2011)
una producción de elegant mob films / TVE
documental + web / 1×58′ / HDCAM / STEREO
Dir: Stéphane M. Grueso
Prod: Stéphane M. Grueso
Exec. Prod.: Juan Luis de No / Javier Gómez Serrano / Andrés Luque
Contacte con el director y los productores en: elegantmob@elegantmob.net
Más info sobre la película y la compañía productora: www.elegantmob.net
Más info sobre el coproductor:
Televisión Española www.rtve.es

About René Venturoso

es una unidad humanoide genérica de carbono, que gusta del mal cine y la buena lectura, locutor aficionado y uno de sus pasatiempos favoritos es dar largos paseos por el internet.