¿Kochinilla?

Saludos a toda la banda, bienvenidos a esta  locura para manufacturar  fotografía, magia, cuentos, quimeras, reportajes, novelas, poesías, historias, crónicas, hadas, cine, comics, caricaturas, anécdotas, teatro, performance, música… atascadas de mitos, revolución, libertad y urbanidad.

Feliz de ser un trabajador más de esta fábrica independiente y autegestiva. Estoy acargo de la parte editorial,  totalmente comprometida con la información que se publique en ella, siendo imparcial, con calidad, veraz, objetiva, propositiva, fresca, chacotera, seria, interesante…

 

Kochinilla es  afortunada de tener una Libélula y un carnal Surfero que la aman; admiradora número uno de su Jefa; amante de un Vagabundo al filo de la moneda y Capitán del barco de los locos; leal a sus amigos; devoradora empedernida de libros; degustadora de besos cafeínoporcelanizados; pata de perro solitaria de las calles de esta hermosa Ciudad; adicta a esa medicina llamada sonrisa; agradecida a los dioses por crear la música; adoradora de las lunas de queso, sus conejos y el manto estelar; fiel a la playa zipolitana; incondicional a los apapachos solares; orgullosa de su raíz negra; revolucionaria; enamorada de esta aventura llamada vida; besucona por naturaleza; comprometida; cinéfila ocasional; aferrada; se esfuerza por ser tolerante; poeta amateur; apasionada en lo que hace; multiorgásmica bluesera; desbocada e incondicional a la deliciosa cebada, los tacos de suadero y de pastor, las pulseras, las quesadillas, las papas con mucha salsa, las gorditas, los morrales, los sopes, las jícamas con mucho chile y limón, los aretes, los rebozos, los abrazos, la vida noctámbula, al reggae, los anillos, las letras… y mucho más.

About kochinilla