¿Qué hay en Poesía en Voz Alta? (VI)

La palabra ladra

 Miauricio Jiménez “Morocco”

(México / poetoide)

Cachorro escandonativo que por vivir en un departamento con pasillo era ignorantemente feliz de su clase media fregadona y media. Obligado a convivir con burgueses clasemedieros y educado por lasallistas, creyó por unos años ser parte integral de ese todo hasta que entrada la adolescencia se alejó del buen camino y llevó sus pasos hasta el borde de la Literatura Underunderunderground. Caminando por la periferia de rola con sus melcochoros llenos de desamor y florituras rimaditas se topó con Alias el HACS, quien le dio unos patines en el * y unas mordiditas cariñosas en calva sea la parte que lo contagiaron de roña, blues y guacarrock. Desde esos andares subterráneos se ha dedicado a desaprender lo zambutido en la escuela hasta comprender que a la poesía no la hace la rima y es una especie de poetoide que busca arrancarle a la poesía la formalidad con que la visten los doctores de las letras. Así, casi por casualidad, se convirtió en miembro fundador del colectivo Poetoidesía Mexicana.

Ángel Ravelo, cantautor canario que se dio a la tarea de volver canciones un par de textos del Morocco: “Hoy Todo Ha Salido Mal” y “En el Huerto de los Olvidos”. De este modo ha logrado salir de su cómodo anonimato nacional, para volverse un perfecto desconocido en la escena cultural underunderground europea.

Ha sido locutor invitado en Radio Universidad Potosina en los programas 1, 2, 3 Trovando y Giraluna Magazine. También tuvo publicaciones en las revistas La Partera, Vendaval y Blasfemia, de la muy noble y leal ciudad de San Luis Potosí. Disfrazado de vagabundo hizo casting con varios jóvenes directores en ciernes y ha colaborado en sus proyectos como actor y guionista en algunos cortometrajes, sobresalen Hazmerreir y La Tortuga de Arena, este último fue exhibido en la muestra Expresión en Corto en Guanajuato en el 2009.

Tras un viaje de autoconocimiento conoció que no le gusta la vida en provincia y se volvió para su natal DeFectuoso para ser recibido con la imprenta abierta y la invitación a ser incluido en las antologías http://Poesiacero (2008, Café Literario y Generación Espontánea) y Cupido Internauta (2009, Generación Espontánea), tras lo cual se adhirió al movimiento Fusionista y sus poetaserpientes (mismos que han terminado por devorarse a sí mismos, como el mítico uróboro, así son los ofidios). También fue publicado en la revista Síncope, proyecto de difusión literaria de algunos estudiantes de la UNAM. A finales del 2009 su proyecto La Palabra Ladra fue seleccionado para el programa Redes del Desarrollo Cultural Comunitario de la Secretaría de Cultura de Chilangotlán de los Imecas, llevando sus palabrotas hasta oídos cachorros. Por las mismas fechas fue invitado para fingir (sic) como juez en el concurso “Musisensibilizate por la NO Violencia” organizado por el IPN.

Cotorreando la palabra ha unido su blablablería con la de Adolfo Ramírez y Emiliano Robles, armando el chou urbano y prosaico Poesía MalDezida y llevándolo a diversos antros dizque culturales del DeFiéndete. Recientemente resultó ganador del Slam Bicentenario organizado por la Casa del Lago en conjunto con el Laboratorio Arte Alameda, pero se debe sin duda al mal gusto de los jueces.

Actualmente colabora con la Secretaría de Cultura de su natal Chilagotlán como promotor de la lectura a través de los programas de Letras en Guardia, Letras en Fuego y las Librerías Itinerantes.

Standars

 Jorge Fondebrider

(Argentina / poesía-música)

 Buenos Aires,1956. Poeta, ensayista, traductor y periodista cultural. Entre 1986 y 1992 fue secretario de redacción de la revista Diario de Poesía, cuyo consejo de dirección integró durante los primeros diez años de existencia de la publicación. Desde el 2002 hasta 2006 se desempeñó como coordinador de eventos y publicaciones del Centro Cultural Ricardo Rojas de la Universidad de Buenos Aires. En el 2009, junto con Julia Benseñor, creó el Club de Traductores Literarios de Buenos Aires, organización que en la actualidad está en pleno funcionamiento. Con ella, ha organizado tres simposios internacionales dedicados a la traducción. Ha recibido numerosas becas en el exterior, entre las que destacan las del Centre Nationale de Lettres, de Francia y del Irish Literatura Exchange, de Irlanda. Ha impartido clases en la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Austral de Chile y Fue merecedor de las Palmas Académicas del Gobierno de Francia.

A la fecha, sus libros de poesía son Elegías (sin mención editorial, 1983), Imperio de la luna (Buenos Aires, Libros de Tierra Firme, 1987), Standards (Buenos Aires, Libros de Tierra Firme, 1993) y Los últimos tres años (Buenos Aires, Libros de Tierra Firme, 2009). Su bibliografía personal se completa con La Buenos Aires ajena. Testimonios de extranjeros de 1536 a hoy (Buenos Aires, Emecé, 2001), Versiones de la Patagonia (Buenos Aires, Emecé, 2003), Licantropía. Historias de hombres lobo de Occidente (Buenos Aires, Adriana Hidalgo, 2004) y La París de los argentinos (Buenos Aires, Bajo la Luna, 2010).

Seleccionó y prologó sendas antologías poéticas de Joaquín O. Giannuzzi (Buenos Aires, C.E.A.L., 1988) y Juan Gelman (Buenos Aires, Espasa Calpe, 1994). Realizó la edición y prólogo de la Obra poética de César Fernández Moreno (2 volúmenes, Buenos Aires, Perfil, 1999) y la Poesía completa de Joaquín O. Giannuzzi (Sevilla, Biblioteca Sibila, 2009).


Tomás Gubitsch, Buenos Aires, 1957. Empezó a tocar y a grabar con el grupo del bandoneonista Rodolfo Mederos (Generación Cero) y a los 17 años, con Luis Alberto Spinetta (Invisible). Dos años más tarde, Astor Piazzolla lo convocó para una gira en Europa. Tras la grabación de un disco en vivo (Piazzolla – Olympia ’77) Gubitsch se instaló en París, donde comenzó su carrera personal obteniendo al año siguiente el premio del XXII Concours International de Composition de Guitare de Radio France.

 

Independientemente de sus conjuntos musicales con el pianista Osvaldo Caló y el contrabajista Jean-Paul CELEA, trabajó como compositor, director de orquesta, arreglador, guitarrista o productor con Stéphane Grapelli, Michel Portal, Steve Lacy, Glenn Ferris, Jean-François Jenny-Clark, Henry Texier, André Ceccarelli, Pierre Akéndéngué, Chango Farías Gomez, Juan José Mosalini, Mino Cinélu, Nana Vasconcelos, Georges Moustaki, Sapho, Maurane, David Dorantes, Luc Ferrari, Jean Schwarz, etc. Entre 1995 y 2003, se dedicó exclusivamente a componer y a dirigir orquestas. Durante este período grabó con la Orquesta de Paris y con diversas orquestas regionales francesas, así como con las orquestas nacionales de Japón, Bulgaria, España, Egipto, Bélgica y grupos de cámara en Alemania, Suiza, Israel y Finlandia. Gubitsch recibió varios encargos de música contemporánea del Ministerio de la Cultura francés (Diálogos, Sans cesse suite, Concerto pour 4 contrebasses et ensemble, Shoot again (mini-ópera), Distance”, Igen, Monodrame (triptyque en 5 mouvements), Et plus si affinités, Au lieu dit, la mi-temps (para la Biennale de la Danse de Val de Marne), Cacerolazo Concerto, Ecos de la ciudad herida).

Además de participar en varias grabaciones editadas en más de veinte países (Songs of Innocence, Lambaréna, etc.), Gubitsch compone para la televisión, la danza y el teatro. En 2002 le otorgaron el primer premio en el Festival de la Fiction Française. En 2006, luego de un hiato prolongado, retomó la guitarra y editó en Argentina el disco 5 con su quinteto de tango actual. Un año después, 5 (CD + DVD) salió para el resto del mundo en el sello Chant du Monde / Harmonia Mundi. En 2008 recibió el ‘Homenaje’ de la Société d’Auteurs, Compositeurs et Editeurs (SACEM), distinguiéndolo por el conjunto de sus composiciones. En 2009 dirigió la Orquesta Filarmónica de Andalucía en el espectáculo “ConVivencias”, de David Dorantes, en el Festival Etnosur. Ese mismo año fue invitado por el Festival de Tango de Buenos Aires, donde dio a conocer sus nuevas composiciones para quinteto. En esta ocasión, se presentó también en Villa Ocampo, con un doble espectáculo sobre la filmación de una coreografía de Nijinsky para Preludio para la siesta de un fauno y poemas de Standards, de Jorge Fondebrider.

Prepara actualmente un concierto para el acordeonista James Crabb y la orquesta sueca Music I Syd / Musica Vivae. También, un nuevo disco en trío y quinteto (grabación en julio del 2011) y su próximo espectáculo en septeto, que será presentado en el “Théâtre de la Ville”, en enero del 2012.

Cuando Jorge Fondebrider publica Standards en 1993, fue un libro de poemas que marcó su pasión por el jazz. Standard es una canción que procede de la música popular y que ha sido probada por el tiempo para ser utilizada, una y otra vez, como tema de repertorio del jazz, y donde se revela la calidad de invención de un músico de este género, porque el oyente al tener presente un tema muy conocido –un tema digamos “clásico”–, descubre fácilmente cuáles son las variaciones, estrictamente personales, del ejecutante. Fondebrider se propuso algo similar, como la reescritura en castellano de famosas canciones de jazz, según le sugerían los títulos y ciertas versiones de esas canciones que había escuchado. El resultado fue que las “nuevas canciones” parecían letras de tangos.

Paralelamente, el compositor y guitarrista, Tomás Gubitsch había trabajado sobre una cadena de interpretaciones a partir de una misma composición particular. Tomó el poema L’après midi d’un faune, de Stéphane Mallarmé, convertido en música por Claude Debussy y transformado en ballet por Vaslav Nijinsky, cuya coreografía fue posteriormente reconstruida y filmada. Con este último documento (y el conocimiento de la historia), Gubitsch se propuso improvisar en vivo una nueva e hipotética música para la coreografía.

Años después, Gubitsch conoció los poemas de Fondebrider y éste último las ideas del músico a propósito de la reescritura improvisada. Ambos deciden trabajar sobre los poemas de Standards, produciendo un espectáculo basado en la reescritura, con otra lengua de textos, que fueron canciones de jazz muy famosas, diluidas, mediante improvisación, pero en otra obra con final abierto.

 

¿Dónde y cuándo?

Casa del Lago

Bosque de Chapultepec, Primera Sección.
Col. San Miguel Chapultepec, CP 11850, México DF (Entrada sobre Av. Reforma por puerta al zoológico/acuario)

Jueves 13 de octubre. 7  de la noche.

About Obrero Invitado

El obrero invitado suele ser tímido a la hora de compartir su información, pero tenemos constancia de que es buena persona.