A pie andamos

Y anduvieron por caminos ya hechos este grupo de intrépidos aventureros, precisamente con el fin de averiguar, encontrar y difundir por canal once las verdades que encontraron.

A pie andamos es el nuevo programa que se estrenará este jueves 15 de noviembre a las 10:00 de la noche. Las expectativas son altas, los televidentes lo verán y opinarán, mas las expectativas de los realizadores también existen. Tuvimos una entrevista con Austin 3:16, el guionista: Sí, la expectativa que tenemos es un tanto crear conciencia, abrir una ventana hacia lo que siempre está pero que ignoramos, por ejemplo, cuando vamos caminando y vemos indigentes lo que la mayoría hacemos es darles la vuelta, no voltearlos a ver, no tomarlos en cuenta; siento que también ellos tienen una razón de estar ahí, y no sabemos cuál es esa razón. Por eso dedicamos un programa a los indigentes, y nos sentamos con ellos a platicar por qué llegó ahí, a que nos cuente su historia de vida. Mucha gente piensa que son viciosos, y encontramos que hay unos que son letrados que viven en la calle: nos tocó entrevistar a un profesor de arquitectura o electrónica que le dio por tomar un rato, de repente se quedó sin nada, y se quedó a vivir en la calle con lo que le da la gente. Otro caso es el de Adrián, un señor que vive en la Ciudadela, él nos contaba que tenía dos coches, que estaba casado, rompió con su mujer y se vino para abajo emocionalmente. Ahora trabaja en la Merced desde la madrugada pelando cebollas y le pagan cuatro pesos por caja que llene, es lo único con lo que sobrevive el señor. Es eso, hacernos parte de lo que vemos a diario: todo eso está sucediendo. No todo son las noticias de narcomenudeo, cabezas cortadas, o todas esas notas que te venden los medios grandes, sino que para ver el panorama grande primero debes empezar por tu casa, y nosotros estamos haciendo eso. Y lo que queremos decirle a la gente es que deben estar más en contacto con la gente que tiene enfrente, en vez de preocuparse de lo que está pasando en otro lado.

El programa está dirigido a todo público, pero especialmente a los chavos por ser ellos los que pueden generar los cambios: si analizan el contenido de los treinta minutos por programa que van a ver, hay la posibilidad de que ellos ayuden a la gente a salir adelante, y encuentren alternativas o soluciones. De ahí que en cada programa exista algo de intención social, pues en opinión de A 3:16, muchas de las problemáticas sociales que abordan derivan de disfunciones dentro de las familias, por lo tanto sí se crea conciencia mediante mostrar la cruda realidad.

Muchas fueron las correrías del equipo de A pie andamos; les tocó conmoverse con las madres que siguen buscando a sus hijos desaparecidos, con señoras que nos decían “ya quiero encontrar a mi hijo o hija aunque sea muerto, para saber a dónde irle a llorar”… escuchar esa frase de una madre que te lo diga llorando sí es de la fregada, te pones en su papel. Ése fue el más emotivo… Reflejar la preocupación de que cualquier persona puede ser víctima de un secuestro o desaparición es una dolorosa misión del programa.

Por otra parte, también hubieron hallazgos divertidos que plasman de alguna manera las paradojas que fabrica la vida cotidiana en esta ciudad, como el caso de un taquero que entrevistaron cuya especialidad eran las carnitas, al cuestionarlo sobre la higiene personal, él les indicó que traía del jaboncito que hace espuma, ¿oye, y por qué no te cortas las uñas? No mames, es lo que le da el sabor a las carnitas, o le preguntamos oye, ¿y no se te ha enfermado nadie? No, si se enferman, yo nomás les digo que les echen limón, total, eso mata las bacterias. En contraste con ese taquero que te dice las cosas de una manera muy críptica, tenemos a un güey que tiene su rastro clandestino y que a sangre fría mata a los animales ahí, y la gente no se entera… ni salubridad ni nada…

Para nuestros lectores, el mensaje de Austin 3:16 es que vean el programa convencidos de que fue realizado por gente real, sin pretensión alguna. No somos un equipo de reporteros trajeados, sino que somos los culeros que se la rifan con ustedes, somos los güeyes que pasan hambre cuando falta el varo, o somos los güeyes que te dicen “invítame una chela porque no traigo”; somos los que andamos en metro, los que tomamos el metro bus… quisimos hacer el programa lo más de a de veras para gente de a de veras. Que lo vean convencidos de que es un producto al que le echamos un chingo de ganas para que se viera reflejada la realidad, no es algo que esté visto por encimita.

Este equipo tiene actualmente veintiséis ideas ya desarrolladas para continuar la saga, y nos asegura A 3:16 que todavía tienen mucho de qué hablar, pues las calles de la gran ciudad están llenas de temas interesantes esperando ser relatados por alguien, y esperemos que ese alguien siga siendo el programa A pie andamos.

Y mientras este aguerrido equipo nos siga abriendo la ventana para enterarnos de las historias de la gran urbe a lo largo de sus ocho docu-realities, desde la Fábrica de Mitos lanzamos una pregunta al público conocedor para poner a prueba su experiencia gastronómica en esta Muy Noble y Muy Leal Ciudad de México: ¿de qué creen que es el taco que se echa el conductor, en el tráiler promocional? Fíjense bien, y si les gana la curiosidad científica dense una vuelta a Carpio, a lado de Canal once tv. La respuesta aparecerá el día del estreno del programa.

A pie andamos. Estreno: jueves 15 de noviembre a las 10:00 de la noche por canal once. Conducción: Chock’s. Guión y realización: Austin 3:16. Producción y realización: Edgar El negro Ramírez. Post producción y audio: El niño.

About La Bruja

La Bruja se construye con arquitectura e historia, se deconstruye con cigarro y tequila, y escribe lo que sucede mientras se reinventa.