Nosotros tampoco, querido Andrés

Neuman

“no sé por qué nos reímos cuando hacemos el amor” versa. Y al cantar, beber o besar dejando el último aliento en el primer beso. Cuando leemos a Neuman.

Andrés Neuman es ya un hecho consumado en la literatura de habla hispana. Los premios Alfaguara 2009 y La Crítica 2010 reafirman lo anterior y sus múltiples fracasos, como él recuerda en sus entrevistas, lo consolidan. Su obra puede ser descrita como espontánea o resultado de un trabajo tan minucioso que caracteriza a cierta calaña de escritores. ¿Cómo puede una misma persona compartir el doble rostro de Jano? Neuman acostumbra publicar en redes sociales y, especialmente, escribir para su blog (andresneuman.blogspot.com/‎); es, quizá, un blog más vivo que otros, pues tiene la costumbre de rehacer sus propios textos ya sea por una coma u oraciones completas. Este mismo empeño se ve reflejado en cada texto impreso, son muestra de un trabajo cadencioso y con una estilística trabajada a fondo.

Con un año de vida en las librerías, No sé por qué ahora llega a los lectores mexicanos en un trabajo conjunto de CONACULTA, Textofilia y el Claustro de Sor Juana.

descarga (2)

La poesía de Andrés Neuman, guarda el mismo empeño de su narrativa y agrega un detalle sobresaliente: nada es casual. Cada coma, esté o no esté; cada combinación de sustantivos y adjetivos, por extraña que pueda parecer, es el reflejo de una intención literaria que busca ser desentrañada. Su poesía como el mar “no mira si nos lleva o nos trae”.

No sé por qué es un grito por explorar preguntas. No necesariamente, quieren ser resueltas pero sí desean cuestionar. Entre situaciones cotidianas van andando los no-sé-por-qué. Sus situaciones pueden ser tan cotidianas como la manera en que una lagartija vive bajo el sol, la forma de mirar los pájaros, frases hechas, hasta la impaciencia, la muerte y, por supuesto, el interés por la sintaxis que define a Neuman.

Aunque los temas pueden parecer los de una vida sumamente cotidiana, en la pluma de Neuman son la invitación para revelar un nuevo mirar. Al agotar las páginas descubrimos como “lloramos mejor con las películas/ que con el argumento de la vida propia” porque la vida se compone de un infinito cuadro y el cine de 24 por segundo. Así, nuestra vida que pareciera de una página perpetua se enriquece con las de Neuman y nos llena de dudas.

About Tenochca

Poeta en tiempos difíciles, exhumado y muy ocupado. Ha desarrollado su obra poética dentro de un viaje astral que lo ha llevado a experimentar formas y significados. Hoy, desilusionado de su única realidad, decidió poetizar lo que pinta decadencia. Actualmente es estudiante de las licenciaturas en Lengua y Literatura Hispánicas y Filosofía, ambas en la Universidad Nacional Autónoma de México, campus FES-Acatlán.