ASARO, Arte y Resistencia

(Fotografía kutztown.edu)

La creatividad, el arte y la cultura es una estrategia que a través de la
historia ha utilizado la gente de Oaxaca para sobrevivir, revitalizarse
y también para la lucha social. La Asamblea de Artistas Revolucionarios de
Oaxaca (ASARO), surge por la necesidad de rechazar el autoritarismo y la
cultura institucional, que se caracterizan por discriminar al imponer una
única visión de la realidad basada en el simulacro.

ASARO se ha dedicado a buscar imágenes que reflejen la fuerza que nace
desde la periferia, en los barrios, en los pueblos y sobre todo en los
jóvenes que han hecho frente a la irracionalidad del gobierno y sus formas
opresoras para mantener el poder. Retomando las asambleas, pues creen en
la fuerza comunitaria por medio del arte, y porque la asamblea es la forma
en que los pueblos dialogan para tomar decisiones basadas en intereses
colectivos.

De esta forma responden también ante el llamado de la APPO, convirtiéndose
en un mismo frente de resistencia civil. ASARO se manifiesta a favor de
la inclusión, por nuevas reglas de participación social y por cambiar
profundamente la conciencia no sólo de los oaxaqueños, sino, de la población
en general. Convirtiéndose en un movimiento artístico, renovando las
reglas del juego político.

Su propuesta es iniciar un moviento cultural, en donde el fin es tener
contacto directo con la gente, en la calle y en espacios públicos.
Convencidos de que el arte es el medio de comunicación para dialogar con
todos los sectores sociales, mostrando las condiciones reales, las normas
y las contradiciones del sistema en el que habitamos.

ASARO, busca generar ideas que ayuden a consolidar una corriente, que tenga
como centro valores humanistas para romper los esquemas impuestos y formar
una sociedad libre de la enajenación, creando arte revolucionario, convocando
a todos los artístas que busquen la transformación social y así ampliar este
frente de resistencia.

About kochinilla