Buda, drogas y pop: el Yo y otros artefactos

Fausto Alzati Fernández tiene buena mano para los títulos sugerentes. Había publicado Poemas Perrones pa’ la Raza y este año presentó Buda, drogas y pop, publicado por Textofilia. Aunque mi primera predicción fue que se tratara de una nouvelle decadente sobre el D.F. (¿qué más?), resulté gratamente sorprendida. Se trata de un libro breve pero amplísimo, un ensayo contemporáneo, compuesto por cinco secciones en las que se revisa con gran agudeza un concepto escurridizo, el del Yo. Para realizar esta exploración, la filosofía, la neurociencia, el psicoanálisis y el budismo dialogan con las declaraciones de Belinda, las letras de Gustavo Cerati, los videos de Björk y una campaña publicitaria de Nike. Es decir, en este libro de Alzati la vida cotidiana cobra sentido a partir de sus explicaciones más abstractas, y los conceptos más complejos y lábiles son ejemplificados con referentes tomados de la cultura pop. Todo ello con agudeza e ironía, empleando recursos de otros géneros literarios (como la narración o el diálogo), que hacen de esta lectura (que hubiera podido ser árida) algo bastante lúdico.

Lo anterior no es un logro menor (escribir un texto denso pero ligero, “dulce y útil”), pero no es eso lo que constituye el mérito principal de Alzati en este ensayo. Desde mi perspectiva (como si tuviera otra), el manejo de la cualidad dialógica -inherente al ensayo- es muy inteligente, al grado de constituirse como un recurso en sí mismo. Y es que, ¿de qué otra forma se le podría explicar el Yo a un tú, sino confrontándolo? ¿Hubiera bastado el ejemplo simple, tomado de lo cotidiano? Tal vez, pero el autor elige una deixis más profunda: plantea al lector ejercicios, planteamientos hipotéticos y además cargados de humor, en los que subyacen cuestionamientos desconcertantes. Sacones de onda, pues. Fausto Alzati Fernández nos expone teorizaciones sobre el Yo, y luego nos pide poner el dedo en la llaga de nuestra identidad, nuestra contingencia, nuestra percepción… Se trata de un libro auténticamente interactivo, en un sentido positivo, aunque en esta época se abuse del término.

Buda, drogas y pop, de Fausto Alzati Fernández, es un libro inteligente y agudo, desparpajado, ampliamente recomendable, que consigue involucrar a su lector de la misma forma que lo haría una novela, insertándolo en un mundo ficticio: el del Yo. Es una publicación de Textofilia, y se encuentra disponible en las principales librerías.

 

 

 

 

 

 

About Nora De la Cruz

Lectora.