Cartas Selectas. Henry Miller y James Laughlin

La obra de Henry Miller, apasionada y mordaz crítica de la doble moral estadounidense, solía ser vista como desvergonzada y obscena por la sociedad de su época. En consecuencia, el autor de Trópico de Cáncer se hizo de una reputación similar. Baste decir que su nombre por sí mismo era capaz de suscitar grandes escándalos en cualquier recinto.

Sin embargo, a pesar de las censuras y prohibiciones, no faltó quien quisiera publicar sus textos. Quizá el más importante fue James Laughlin, un joven poeta que, por consejo de Ezra Pound –su maestro y enlace con Henry Miller–, decidió convertirse en editor. Así, en 1936, fundó la reconocida editorial neoyorkina New Directions.

Cartas selectas. Henry Miller y James Laughlin es una recopilación de la correspondencia que Miller sostuvo con Laughlin y otros colegas de New Directions. El comisionado para seleccionar su contenido fue George Wickes, catedrático de la Universidad de Oregon, quien también editó Lawrence Durrell & Henry Miller: A Private Correspondence (1963), un texto que aún no ha sido traducido al español.

Afortunadamente, gracias a la colección Hogarth de Textofilia ya podemos leer en nuestra lengua las cartas que intercambiaba Henry Miller con su editor. Nombrada así en honor a la editorial que muchos años dirigió Virginia Woolf, Hogarth está integradada por textos en lengua inglesa que no habían sido publicados en español o editados en nuestro país. Cartas Selectas. Henry Miller y James Laughlin, el tercer número de la colección, forma parte de la serie epistolar.

A lo largo de 232 cartas, este libro regala anécdotas, recomendaciones literarias y uno que otro dato curioso, pero su principal virtud consiste en proporcionar una visión más completa –y por ende, más compleja– de quién era Henry Miller en realidad. Sí, plasma al escritor desconfiado que no se anda con tapujos para decir lo que piensa y que está lleno de problemas económicos, pero también retrata a un ser humano que es capaz de reconocer con franqueza los aciertos ajenos y que está rodeado de amigos siempre dispuestos a ayudarlo.

De esta manera, Cartas Selectas documenta momentos muy importantes de la historia editorial de Estados Unidos. Entre otras cosas, contiene la respuesta de James Laughlin a la carta en la que Henry Miller le recomienda publicar Siddharta, de Hermann Hesse. “Coincido contigo en que ésta es una obra impresionante que debemos agregar a nuestra lista, en caso que podamos obtener una traducción satisfactoria”, escribe Laughlin. Así, el texto de Hesse, al igual que Coney Island of the Mind, de Lawrence Ferlinghetti, se convertiría en uno de los títulos más vendidos de la editorial.

Conforme pasan los años, mientras la relación entre Henry Miller y su editor se va haciendo más cercana, el trabajo de Laughlin aumenta considerablemente, hasta que él solo no es capaz de atender todos los asuntos de New Directions. En consecuencia, contrata a un nuevo editor en jefe, el entrañable Robert McGregor, con quien Henry Miller intercambiará un considerable número de cartas que incluyen, entre otras cosas, comentarios sobre el suicidio de Yukio Mishima.

La correspondencia está precedida por una interesante introducción de carácter histórico, algunas notas sobre el proceso de edición y una serie de reconocimientos a aquellos que apoyaron e hicieron posible el proyecto de Geroge Wickes. Por último, incluye una cronología de los libros y escritos de Henry Miller publicados por New Directions. De esta manera, Cartas Selectas no sólo proporciona al lector una visión general del contexto en el que estas cartas fueron escritas, sino que además, nos hace partícipes del proceso implicado en su propia creación.

Quizá en un primer momento parezca que el libro está dirigido a un perfil muy específico, es decir, lectores familiarizados con la obra de Miller que desean profundizar en el contexto de su creación. Sin embargo, Cartas Selectas. Henry Miller y James Laughlin resulta recomendable para todo aquel que esté interesado en la literatura, desde el lector casual de novelas, hasta el filólogo. Es un texto muy enriquecedor en los más diversos sentidos, pues después de todo, se trata de una aventura que transmite tanto las ilusiones como las decepciones del mundo editorial, y al mismo tiempo, constituye un vasto acercamiento a las diferentes caras de uno de los escritores norteamericanos más importantes del siglo XX.

About Jacinta

Joven entusiasta de los libros y las palabras.