De Chernobyl a Roma, pasando por Gotham

Siempre me han gustado las películas de terror. Unas son mejores que otras; algunas dan miedo, otras dan risa y otras te dan ganas de matar a quien las produjo, las dirigió y las escribió.

Desde hace meses Mentiroso y yo vamos al cine cada viernes, vemos películas de acción, terror y comedia básicamente. El no ve chick fliks ni dramas, el día que fuimos a ver Albert Nobbs hubo un momento en el que se quiso ir y yo casi me voy con él, pero esa es otra historia. Con este antecedente, fuimos a ver Terror en Chernobyl, aunque yo prefería ver otra cosa, pero podía darle la oportunidad, total.

Miedo, lo que se dice miedo, pues no me dio. Sin embargo sí di algunos saltos y sí es una historia de terror. Ahora, cuando salimos, Mentiroso se quejó de que le había faltado algo a la película: tetas. Una buena película de terror siempre, siempre, tiene tetas. Y tiene razón. A mí me pareció que le faltó un prefacio, algo que nos contara una leyendita sobre el lugar o avistamientos o algo que lo hiciera atractivo y la razón de ser peligroso… total ¿buena? No ¿entretenida? Sí.

Como no voy a someter a mi amigo a un chick flick – aunque me gustaría su compañía de vez en cuando – pues voy yo sola. Tenía muchísimas ganas de ver To Rome with love, así que fui. To Rome tiene momentos brillantes y graciosos, a mí me sacaron la carcajada PERO también me pareció que fueron una serie de parches… es decir ninguna historia es la principal o el eje, a la historia de Roberto Benigni le falta algo y la de la pareja recién casada me pareció un poco estúpida. La historia de Woody Allen es deliciosamente ridícula y los americanos en Roma son ligeramente predecibles, además de que la novia es sosa y nunca me trasmitió real preocupación porque su novio fuera a dejarla. Total que es una película más para pasar el rato que otra cosa.

Quisiera hablar de Batman, pero me faltan recursos. Me gustó, pero quiero ir a verla con un letrado porque me encantaría oír su opinión. Mientras tanto me parece muy rescatable la humanización del super héroe y Anne Hathaway que me cae tan bien, es una sorprendente buena opción para Catwoman.

*Fui con Mentiroso a ver Batman. Tanto me gustó. Esperaba el veredicto de mi amigo que es fan de cómics y está muy enterado de las historias, las generaciones, quien es Robin I, II y III etc. Total que es la persona con la que hay que ir a ver estas películas. Estaba encantado: con lo apegada que está al cómic, el rescate que hicieron de Bane – yo no me acordaba, pero Bane aparece en Batman & Robin como una caricatura y eso no le gustó nadita – como el personaje que es. Obviamente no le gustó Catwoman, quería alguien más sexy pero cuando le pregunté quién no supo contestarme. Ni modo. Total que ni a él ni a mi nos decepcionó.

Ginísima Persona

About Ginísima Persona

Bordeando la misantropía, pero amiga cariñosa... la mayor parte del tiempo