El abrazo de Cthulhu, de David Miklos: del miedo a lo cotidiano

abrazoDesde el momento en que comencé a leer El abrazo de Cthulhu supe que era un libro al que tendría que regresar una vez que lo hubiera terminado. A pesar de su engañosa extensión, la historia es compleja, tanto, que sería imposible catalogarla dentro de algún género específico. David Miklos, autor de Brama (2012) hace de este texto algo interesante, el cual da la oportunidad al lector de sacar sus propias conclusiones.

El abrazo de Cthulhu está dividido en pequeños relatos o fragmentos intercalados, cada uno de ellos con su propia versión del miedo y su forma de contarlo. Desde el miedo a los monstruos de la infancia en “La otra almohada de Lovecraft”, hasta los monstruos que están presentes en la vida de pareja y que se mencionan en “Abrazos Gratis”, el autor hace una reflexión personal sobre el papel del horror en la vida cotidiana. Además, Miklos escribe su obra a través de distintos géneros como el ensayo, la autobiografía e incluso la ficción tal y como se lee en el extravagante relato “Aspiradora”. Todos los relatos poseen una sensación de vacío, que el lector puede percibir como una versión incompleta de los hechos, la cual obliga a completar dichos pasajes desde nuestra propia experiencia, desde nuestros propios miedos.

Únicamente basta con ver el título para saber que El abrazo de Cthulhu es también un homenaje a H.P. Lovecraft. La infancia, época donde se leyeron las obras de dicho autor, es el eje central del libro. El primer capítulo es un detonante de los recuerdos, memorias, historias y anécdotas que lo componen; éste nos regresa a la infancia del autor, cuna de todos esos monstruos que Miklos trata de examinar durante los 41 capítulos del libro y que, entre otras cosas, nos explican cómo Lovecraft influyó en su devenir como lector y escritor.

El abrazo de Cthulhu es un libro difícil, no es sencillo de leer. Sería injusto decir lo contrario. La fragmentación de cada relato obliga al lector a llevar una nota mental de cada una de las historias para poder entenderlas.  Además, está el hecho de que es un libro que juega con los límites de la realidad y la ficción, navegando entre distintos géneros para construir la obra. Pero es ese laberinto de sensaciones, descripciones y memorias lo que hace de esta historia algo atractivo. La construcción del libro es en sí un homenaje al mito de Cthulhu; el estilo y la forma remontan a las criaturas amorfas de Lovecraft, en gran parte gracias a su narrativa híbrida. Pero es esta adicción, esta necesidad a tratar de encontrar un sentido a lo que leemos, lo que  encuentro como el aspecto más destacable de El abrazo de Cthulhu.

[El abrazo de Cthulhu de David Miklos es una publicación de Textofilia que forma parte de la Colección Lumia y que puede encontrarse en las principales librerías.]

About James

Cinéfilo. Lector. Estudiante de Comunicación Visual.