El destape de la Transición

default

La vida de Catalina Hernández Griñan paralela a la historia de las mujeres de la Transición en España escrita a modo de falso documental, es lo que nos devela la escritora Marta Sanz en su novela Daniela Astor y la caja negra. Novela un tanto erótica, un tanto descubierta. La protagonista se desnuda ante nosotros para poder contar su etapa de duro cambio, donde dejó de ser una niña ingenua para convertirse en una mujer, madura y cruelmente realista; a la par del destape en España, hecho que marca un cambio en la mentalidad de las personas y, principalmente, de las mujeres. Junto con su mejor amiga Angélica Bagur, juegan a ser Daniela Astor y Gloria Adriano, mujeres con fama, con elegancia y con fuertes ambiciones.

 

Catalina es una niña de doce años que vive bajo el influjo de las actrices del destape en la España posfranquista. Se ve seducida por su glamour, por su liberación e independencia. Al menos, es lo que recuerda Catalina H. Griñan (sólo H.). Son de las cosas que puede escribir, con poca ingenuidad, con su derecho de preservar la niñez porque: “esta es la historia del adulto que todos los niños llevan dentro…”. La madre de Catalina, Sonia Griñan, es la que participará más profundamente en la Transición. Así, la realidad de las actrices del destape se contrapone a la realidad de la enfermera y ama de casa. Durante toda la obra en la mentalidad de Catalina estará contraponiéndose esas mujeres y su madre Sonia. Esto creando un conflicto, pues a Catalina le parece anticuada y ridícula, hasta que se ven envueltas en una situación difícil y las percepciones comienzan a cambiar. Su madre es vista por algunos con admiración y por otros con repulsión. Lo mismo sucede a Catalina, en algunos momentos se avergüenza de ella y en otros la admira.

 

En la obra se presenta la hibridación de la mujer de 50 y la niña de 12 que cuenta su transición, conforme va cambiando la España, el cuerpo y la mente de Catalina también cambia. Todo comienza con el destape completo de las mujeres en la pantalla, una forma de liberación. Al contar estos hechos en forma de documental, la autora se apoya en videos, noticias, blogs que en muchas ocasiones podemos encontrar en la red. Lo que invita a la curiosidad del lector a investigar más sobre esta época, sobre estos hechos y estas mujeres. El lector es quien termina armando poco a poco el documental con la ayuda de las referencias de la autora.

 

Marta Sanz nace en Madrid en 1967. Ha recibido premios como el Ojo Crítico de Narrativa en el 2001, el XI Premio Vargas Llosa de relatos. Es Doctora en Literatura Contemporánea por la Universidad Complutense. Entre sus novelas podemos encontrar (2006), Black, black, black (Anagrama 2010), Un buen detective no se casa jamás (Anagrama 2012); también ha escrito cuento, poesía y ensayo. Ha ejercido la docencia en la Universidad Antonio de Nebrija de Madrid. Ha colaborado en El País, Público y en la revista El Cultural.

 

Daniela Astor y la caja negra de Marta Sanz se encuentra publicado en Anagrama, 2013.

About Nocihualpitzin

Caminante de paso lento que busca el por qué de todas las cosas. Estudió Literatura y escribe, pero también lee y dibuja. Colecciona libros y hojas. Persistente.