El Pato y la Muerte

Desde hacía tiempo, el pato notaba algo extraño.

¿Quién eres? ¿Por qué me sigues tan de cerca y sin hacer ruido?

La muerte le contestó: –Me alegro de que por fin me hayas visto. Soy la muerte.-El pato se asustó. Quién no lo habría hecho.

¿Ya vienes a buscarme?

He estado cerca de ti desde el día en que naciste… por si acaso.

-¿Por si acaso? -preguntó el pato.

Sí, por si te pasaba algo. Un resfriado serio, un accidente… ¡nunca se sabe!

– Sí, nunca se sabe… 

import_13170354_1

A partir de aquí surge una alianza entre los dos; van al estanque juntos, se zambullen en él,  e incluso el pato arropa a la muerte, para que no se enfríe tras su experiencia acuática. Durante las semanas siguientes, las visitas al estanque eran cada vez menos frecuentes, se quedaban donde hubiera hierba, y el pato hacía preguntas que la muerte no puede o no quiere contestar…

 Lo que le queda claro al pato, desde ese momento, es que la muerte lo ha acompañado desde que nació, aunque nunca hasta ese momento lo había notado. Sin embargo, en este libro, la muerte, lejos de ser un siniestro personaje, es, por el contrario,  una liviana  e imperceptible acompañante, que  nos despide hasta el final, es un escarceo con un personaje conocido y hasta entrañable.

pato5

La propuesta sobre fondo vainilla, no exenta de escalofríos y sonrisas a partes iguales, la hace elegante, la carga de gran sobriedad y fuerza, es un cuento aparentemente sencillo, pero planeado hasta el detalle más mínimo.Un libro emocionante, poético hasta las viñetas.

El libro  afronta un tema inevitable de la mejor manera posible, con ternura y humor, y  lleno de interrogantes, a las que el creador no da respuesta, pues quizá no existen o sólo es el lector el que concluye en las que pueda.

duckdeath

Este cuarto álbum de Wolf Erlbruch publicado por la cuidadosa editora Barbara Fiore, El pato y la muerte, es, sin lugar a dudas, el mejor de ellos.

El Pato y la Muerte, Barbara Fiore Editora

About MammaTesta

Dulce Reyes se niega a crecer. Es por ello que busca libros "de adultos" que puedan ser leídos por niños y también al reverso, libros "para niños" con una doble (o triple) lectura.