Fútbol y poesía

Extraña es la analogía que puedo señalar entre el fútbol y la poesía. Que si ambas actividades sirven como metáfora de la vida y la competencia, o ambas descubren el ámbito más apasionado de la gente; lo cierto es que ambas son expresiones humanas que trascienden las fronteras nacionales, las razas y las edades, sin necesidad de traducción.

 

Al tratarse de una actividad en la que la pasión, e incluso los valores de identidad nacional, están en juego, se pueden contar miles de historias interesantes alrededor del balompié. Una de las anécdotas más interesantes involucra a los poetas Gabriel Celaya y Rafael Alberti.

 

Ambos escritores eran grandes fanáticos de dos equipos de fútbol: Celaya lo era de la Real Sociedad de San Sebastián, mientras que Alberti apoyaba al FC Barcelona . Ambos equipos jugaron la final de la liga española de 1928, que fue tan reñida que tuvieron que disputarse tres encuentros en un campo neutral de Cantabria para determinar quien se coronaba en aquella ocasión.

 

El primer partido, en el que la Real y el Barcelona empataron a un gol, estuvo coronado por un incidente que, de manera insospechada, cambiaría la historia de estos dos grandes poetas. Con el partido igualado, Txolin, delantero del equipo vasco, se creó una oportunidad de gol que decantaría definitivamente la eliminatoria; Platko, guardameta húngaro del Barcelona, en una acción temeraria le arrebató la pelota al delantero antes de que éste disparara a puerta. El resultado: el partido siguió igualado, pero a Platko tuvieron que sacarlo conmocionado del campo.

 

Este evento impresionó tanto a Rafael Alberti que siete días después del partido, el 27 de mayo de 1928, publicó un poema dedicado a la acción heroica del jugador blaugrana. Esta expresión artística motivó la respuesta por la misma vía de Gabriel Celaya, quien aducía que era por las ayudas arbitrales y no por la acción del portero que el Barcelona había derrotado al conjunto de Donostia-San Sebastián.

 

Jugadores, árbitros, polémica y los colores que aún llevan los equipos -azul y grana para el Barcelona, blanco y azul para la Real Sociedad, conjunto que también se conoce como txuri-urdin- destacan en los poemas creados por estos grandes fanáticos del fútbol, y que les copio a continuación:

 

Oda a Platko

Rafael Alberti

Ni el mar,
que frente a ti saltaba sin poder defenderte.
Ni la lluvia, ni el viento, que era el que más rugía.

Ni el mar, ni el viento, Platko,
rubio Platko de sangre,
guardameta en polvo,
pararrayos.

No, nadie, nadie, nadie,
camisetas azules y blancas, sobre el aire,
camisetas reales,
contrarias, contra ti, volando y arrastrándote.

Platko, Platko lejano,
rubio Platko tronchado,
tigre ardiente en la hierba de otro país,
¡tú, llave, Platko, tú llave rota,
llave áurea caída ante el pórtico áureo!

No, nadie, nadie, nadie,
nadie se olvida, Platko
volvió su espalda el cielo.

Camisetas azules y granas flamearon,
apagadas, sin viento
El mar, vueltos los ojos,
se tumbó y nada dijo.

Sangrando en los ojales,
sangrando por ti, Platko,
por tu sangre de Hungría,
sin tu sangre, tu impulso, tu parada, tu salto
temieron las insignias.

 

Contraoda del poeta de la Real Sociedad

Gabriel Celaya

 

Y recuedo también nuestra triple derrota
en aquellos partidos frente al Barcelona
que si nos ganó, no fue gracias a Platko
sino por diez penaltis claros que nos robaron.

Camisolas azules y blancas volaban
al aire, felices, como pájaros libres,
asaltaban la meta defendida con furia
y nada pudo entonces toda la inteligencia
y el despliegue de los donostiarras
que luchaban entonces contra la rabia ciega
y el barro, y las patadas, y un árbitro comprado.

Todos lo recordamos y quizá más que tu,
mi querido Alberti, lo recuerdo yo,
porque yo estaba allí, porque vi lo que vi,
lo que tú has olvidado, pero nosotros siempre
recordamos: ganamos.

En buena ley, ganamos
y hay algo que no cambian los falsos resultados.

About Ikurrin Beltza

Cuando nació ya tenía 13 siglos de edad. Habla el lenguaje de las piedras, es la última seña de una raza cautiva; la oscuridad del cine y la calma de los silencios son su estandarte y su medio. Visita http://laberintosonoro.wordpress.com