Hasta pronto, cuentistas del foro…

Este martes recibimos la triste noticia de que el ciclo “Tardes de cuentistas” en el Foro del Tejedor del Péndulo ha llegado a su fin por este año. Mala noticia para los que ya le hemos agarrado el modo, mismos que hemos de esperar la siguiente temporada para retomar estas agradables veladas.

Este martes primero de noviembre tuve la inconmensurable sorpresa de asistir y disfrutar de la charla de un par de brujas, una mayor que la otra. Inmediatamente se percibe cuando existe identificación de género, pues entrambas lograron convertir al foro en una ermita urbana dedicada al regocijante género del cuento mordaz, ácido y sórdido. Muy correcto – dicho sea de paso – para las épocas mortuorias por las que transitamos.

Patricia Rodríguez compartió varios fragmentos de su novela Los extraños caminos del placer comenzando por el prólogo, en el que hace una referencia directa a una hermosa obra de la literatura universal: La casa de las bellas durmientes del japonés Yasunari Kawabata. La protagonista de Los extraños… usa este relato como eje de sus inquietudes y, con esto, se desarrolla una historia en la que – gracias a las dotes propias de los estudiosos de los apuros mentales (Patricia es psiquiatra) – los personajes exhiben sus buenas dosis de desvaríos anímicos. La protagonista Edith, su amiga esquizofrénica Cordelia, Agustín el onanista, y su castrante madrecita Mónica fueron sólo algunos de los personajes que conocimos en esta lectura que promete, a los que preferimos los estilos mordaces y el humor negro, una lectura divertida.

Claudia Guillén inició la lectura de una selección de cuentos de su libro Los otros, y con la garganta lubricada con una rica chela nos compartió un fragmento de Junio 20. La fecha que titula el cuento de apertura se refiere al cumpleaños de la protagonista, en el que invariablemente ocurre alguna tragedia o desgracia, la narración muestra cómo la angustia de la cumpleañera evoluciona durante los años al sufrir francamente la inevitabilidad de cumplir años. En Adicción la protagonista confirma, destaca y declara por medio de anécdotas su adicción a los hombres, rematando con un final florido. Un relato que especialmente me tocó la fibra sentimental fue el que le siguió: La ruta de los espejos, en donde Alfredo, un alcohólico perdido, describe el mundo distorsionado que percibe trabajosamente a través de los vapores del alcohol.

El foro se abrió, a instancias de Patricia y Claudia, a las preguntas y comentarios, en donde las autoras nos compartieron sus experiencias, observaciones al proceso creativo, y anécdotas personales. Se generó la charla en el foro.

Desafortunadamente tuve que partir antes de que terminara el evento, no sin batallar para poder desplazarme y atravesar el recinto con el ambiente viscoso – como la baba de Alfredo, el alcohólico – que ambas mujeres tuvieron a bien generar. Afortunadamente la práctica para manejar viscocidades me ayuda.

Gracias al Péndulo, al Foro del Tejedor, y a las editoriales que apoyan estos eventos.

Reportó, para La Fábrica de Mitos, La Bruja

About La Bruja

La Bruja se construye con arquitectura e historia, se deconstruye con cigarro y tequila, y escribe lo que sucede mientras se reinventa.