La noche de los paleros vivientes (del presupuesto)

En época de elecciones, yo siempre termino en la bola. Antes, porque tenía un tío político, literalmente, que se encargaba de llevar paleros a los mítines o hacer los mítines en su casa o en las de sus sobrinos (o sea, en la mía).

Yo era una niña, pero me emocionaba ver el alboroto. Las mesas con refrescos y chicharrones, las señoras de rebozo que iban a ver al Candidato, los guaruras de lente oscuro. Y todos los charros. Todavía era fuerte el PRI, y todos andaban de chamarra de piel, lente oscuro y sombrero. El micrófono por el que se decían palabras como “democracia”, “pueblo”, “cumplir”, “votar”…

Ya luego mi tío me levantaba temprano para ayudarlo a llenar camiones con paleros, e irnos a San Cristóbal, Ecatepec, a los eventos del PRD (porque se cambió de partido). O me hacía ir a las juntas de las juventudes perredistas. De hueva, nomás fui una vez. Otro día me llevaron sin avisar, a ser observadora en unas elecciones internas del PRD. De eso postié en algún otro lado.

De lo único que me arrepiento es de la vez que no fui con la hermana de ese tío a trabajar a su campaña a algo en el PRI. Era más joven y tenía más principios que ahora.

Pero lo de anoche sí fue por puro cinismo. Antes yo aborrecía al PRI. Pero parece que tenemos una programación genética que nos hace odiar al que gobierne. A lo mejor es pura envidia, qué sé yo. Se entiende por esto que ahora odio al PAN; y hasta a veces, pidiendo disculpas de antemano, hablo bien del PRI, “porque comparado con el PAN…”

Les decía. Mi tío murió hace años y se acabó “mi activismo político”. Según yo. A lo mejor lo traigo, porque anoche la vecina que pintaba el pelo, vino a ofrecernos las promesas de la democracia en nombre del PAN. El méndigo PAN.

Que si llenábamos una solicitud y le anexábamos copia de nuestra credencial de elector (que no de lector), o sease, nuestro IFE, se la darían al Candidato en persona, para que como vil Rey Mago, nos cumpliera. Y sí, la solicitud me recordaba mucho esas cartas que se compran en la papelería para pedirles regalo a los Reyes. Ya todo el formato, listo para nomás pedir.

La cosa es que esa vecina trabaja en el PAN, en lo que se llama “las bases”, nombre que se da a los simpatizantes del partido que hacen el trabajo de promoción, de casa en casa. Las cartas con su respectiva copia de la credencial, son la manera de comprobar que hacen su chamba, a destajo, ya ven.

Y cómo asistiría el candidato (a diputado local, háganme el chingado favor), a la casa de campaña, las mujeres de las bases debían llevar paleros. Yo fui porque ando tras una beca, y PRONABES, que requiere que seas indígena y andes descalzo para darte una, ya me bateó dos veces, así que fui a ver si ahí había algún programa de becas. Al fin, me la den o no, yo voy a votar por el PRD.

Pero ya ahí me di cuenta de que este señor, de nombre Oscar Venancio, y que es candidato a diputado local por el distrito XXII en Ecatepec, está usando el programa Oportunidades para hacerse promoción. Lo cual es un delito. Hasta salen comerciales en la televisión dónde dicen: “Este programa es Federal, queda prohibido su uso para fines partidistas”. O algo así.

Las señoras vocales de las bases (las jefas) hasta dicen: “Si gana el PAN en Ecatepec, como el gobierno federal es del PAN, va a ser más fácil que les cumplamos lo que piden en sus peticiones” (pus así dicen, a mí qué).

Me daba el patatús. No es posible que se engañe a la gente. De entrada, el gobierno está para garantizar a los ciudadanos una serie de cosas, como la educación, la salud, la vivienda (con servicios) y el trabajo. Gane el que gane, su chamba es garantizar esas cosas. ¿O por qué creen que la carrera que dizque prepara políticos en la UNAM, se llama ”Ciencias Políticas y Administración Pública”? ADMINISTRACION PUBLICA.

Luego, se supone, aunque es cierto que se necesitó del apoyo del partido para ganar, que se deja de ser un militante del partido y se comienza a gobernar para todos. PARA TODOS. Del partido que sean, gobierne el partido que gobierne (mecachis… ¿No sería más fácil entonces que no hubiera partidos?)

Así que ora ando buscando dónde demandar al candidato del PAN, por andarse colgando de programas federales para acarrear votos.

¿Usted sabra dónde?

Karina Almaraz

About Obrero Invitado

El obrero invitado suele ser tímido a la hora de compartir su información, pero tenemos constancia de que es buena persona.