La poesía de Dana Gelinas.

Esta vez tuvimos la oportunidad de hablar con Dana Gelinas una poeta que hasta hablando hace poesía. Ahora se encuentra presentando Hábitat. Antología personal 1991-2011. En ella presenta una recopilación de 20 años de poemas. Nos habló un poco de la antología, de su experiencia como poeta y de la poesía.

IMG00107

Fábrica de mitos: ¿Qué nos puede decir acerca de los temas?

Dana Gelinas: En realidad los temas te encuentran a ti, tú no los andas buscando, exactamente. Yo supongo que son cosas que a mí me parecieron tremendamente interesantes, intrigantes, inquietantes, inéditos en el momento. Son una especie de golpe de luz. Es como un flash, algo que te deslumbra, un deslumbramiento, es la palabra correcta. Es algo que te interesa y que a partir de ello comienzas a elaborar y a crear. No están dados los poemas, tienes que sacarlos de un gesto, un indicio, un detalle incluso y empecé a elaborarlos. De qué manera abordar los temas, porque una cosa es el qué y otra el cómo, cómo aborda el tema, cómo lo vas a presentar. Tampoco me gusta repetir, no está mal repetir, hay quienes pueden hacer cien variaciones de lo mismo y estar encantado, yo prefiero, si ya agoté y abordé un tema empezar otro, es una especie de inquietud, es algo personal”.

 

FM: ¿De qué manera aborda los temas?

DG: “Bueno, en poesía, para mí la belleza es un conjunto de cosas, es deslumbramiento como ya te había dicho, es lo que te interesa, es buscar la precisión en el lenguaje, no dejar nada, absolutamente nada deshilachado, aunque esté bonito, si no es medular, se va, lo quito. Es mi poética, es mi forma de trabajar.

 

FM: Una vez leí, que sus poemas son instantes. ¿A qué se refiere con esto?

Fotografía de Mariani Méndez Magos.

Fotografía de Mariani Méndez Magos.

DG: “Generalmente, entendemos lo histórico como lo ya pasado, incluso lo absolutamente pasado. Ya tomamos mucha distancia. En Los trajes nuevos del emperador, lo que yo me propongo es que lo histórico sea el instante que estamos viviendo. Pero, sí, procuré delimitar. Ningún personaje de los que escribí un poema en Los trajes nuevos del emperador había muerto, todos estaban de alguna manera vigentes, todos estaban vivos. Y había deudas de ellos con el mundo y el mundo con ellos. Los he incapacitado (hay un silencio) …lo histórico contemporal, a eso me referí, la historia que está sucediendo.

En algún momento intenté ser periodista, yo creo que en la poesía todo tiende a estar separado, creo que por ahí iba. Esas ganas de ser periodista, me conformaba con el reportaje, tampoco tenía las grandes pretensiones. Me imaginaba con una cámara, me imaginaba nada más tomando notas, cuando tenía 20 años. Yo creo que en Los trajes nuevos del emperador, también en Poliéster, en diferentes momentos de mi poesía ha habido el elemento periodístico, el reportaje”.

 

FM: ¿Qué es lo que busca de su lector?

DG: “Apertura. La lectura, solamente la lectura, sin prejuicios, no lo sé solamente la lectura”.

 

FM: ¿Por qué hacer una antología en estos momentos?

DG: “Vas escribiendo tus libros con diferentes momentos de vida y esos libros tienen su momento. El momento en que salen en librerías, tienen sus presentaciones, pero llega el momento en que estos libros desaparecen de la vista del lector. Particularmente una antología también entra por los sensores, están cuidadas, mejoradas. Para un autor es algo maravilloso”.

 

FM: ¿Por qué Hábitat?

DG: Hábitat es un espacio para la vida. Supongo que es un poquito de nostalgia de melancolía. Hábitat es el espacio tradicional del libro que yo sé que algún día va a cambiar. Quizá las hojas ya no van a ser de árboles, quizá la tinta no va a ser la tinta que conocemos, pero el libro como lo conocemos ha sido el hábitat para las palabras.

 

FM: ¿Cómo hizo la selección de sus poemas?

DG: “Con mucho trabajo, con muchas dificultades, porque de alguna manera dedicaste una serie de poemas antes, es porque considerabas que todos y cada uno de ellos tenía su lugar en el libro, en el título en que se había publicado.

Yo procuré que cada libro tuviera cierta representación, que con la elección del poema el lector más o menos se diera una idea de ese título originalmente, pero sí, me costó muchísimo trabajo.

Es la elección de la elección, porque tú ya elegiste, porque en el libro ya dejaste unos poemas, hubo una elección anterior. Fuera más fácil si pudieras quemar tus libros. Mi primer libro no publicado, fue el primer libro que yo quemé completito, porque lo odiaba, estaba horrible. No había encontrado mi voz, es un libro que se quedó verde para siempre”.

 

FM: ¿Cómo se siente?

DG: ¿De haber quemado un libro?: Aliviada.

 

FM: Y ahora, ¿cómo se siente con esta antología?

DG: “Me siento menos angustiada que hace 20, 30 años. Hace 20 años me la pasaba muy angustiada y que hace 10 años también, porque fíjate que ahora ya sé que en todos los poemas, los temas tienes que esperarlos y eventualmente llegan. Ya no me angustio pensando en que ya se me escapó, ya no sé qué iba a decir, ya se me fue la idea. Ahora ya sé que de alguna forma lo tienes que escribir, tengo más paciencia”.

 

FM: ¿Cómo ha sido su experiencia como mujer poeta?

DG: “Mira, es exactamente lo mismo, hombre o mujer poeta, lo que sucede es que en algunos temas predominan el tratamiento masculino, particularmente en el amoroso, yo creo que es una respuesta, es un intento de decir: miren, el mundo se ve así, desde otra perspectiva… La perspectiva es más propia en algunos temas hay toda la intención del mundo. Es la perspectiva propia, el mundo se ve de esta manera”.

 

FM: ¿Qué aportes puede hacer su poesía a la juventud?

DG: “Mira, he tenido muy buenas respuestas de la gente. Quizá porque algunos temas que abordo les interesa de una manera tangible. No me puedo quejar.

Los nuevos medios de internet, poemas musicalizados, la música poética, que sé yo, incluso los elementos de diseño en internet; algunos textos me han mandado, libritos diseñados a partir de un poema con fotografías, elementos que los jóvenes integran de una manera totalmente propia. A lo mejor, solamente la poesía está encontrando otros medios, pero no creo que desaparezca, porque la poesía es también el canto de la tribu, y si la tribu cantaba hace seis mil u ocho mil años, no veo porque tendría que desaparecer, es humano, es parte de la naturaleza humana.

Yo creo que tiene que seguir existiendo de una forma u de otra”.

FM: Hablando del tema, ¿cuál es el reto de la poesía?

DG: “Pues yo creo que los retos para cada quien. Es decir, para algunos es el tiempo, robarle el tiempo a tu rutina, para otros son las dificultades para escribir para encontrar una buena edición para sus libros”.

 

FM: ¿Y cuál es su reto?

DG: “Desde luego quisiera como todos, que no se quedara ni una sola línea en el tintero”.

 

FM: ¿Cuál es su lector ideal?

DG: “Pues, un lector inteligente, pero yo estoy hablando de la inteligencia de cualquier lector, no necesariamente la del poeta. No me gusta pensar que los libros de poesía son sólo para poetas, los libros de narrativa son sólo para narradores y la música sólo para melómanos, sino para cualquier persona inteligente”.

 

FM: ¿Qué piensa de la poesía actual?

DG: “Me gusta mucho que sea tan variada, que haya autores para todo tipo de lector, que tenga un espectro amplio. Las poéticas, casi te diría que entre más se diferencie una de la otra, mejor. Así es como la veo, quizá hayamos encontrado un momento en México de mayor libertad en todos los tiempos”.

 

FM: ¿Cómo fue su acercamiento a la poesía?

DG: “Yo tocaba piano, pero lo dejé por muchas razones, me costaba mucho trabajo andar con el piano, afinarlo, encontrar el maestro adecuado, tampoco me arrepiento de haber dejado la música, vas tomando decisiones correctas o incorrectas, en mi caso yo creo que fueron correctas”.

 

FM: ¿Hay algo que le haya interesado?

DG: “La narrativa me gusta mucho, quizá algún día intente, quizá pronto me anime a publicar algo, quizá algún día intente una novela o un libro de cuentos, no lo sé…”

FM¿Qué tipo de poeta es o quisiera ser?

DG: “No lo sé, en cuanto poeta me siento feliz…”

 

About Nocihualpitzin

Caminante de paso lento que busca el por qué de todas las cosas. Estudió Literatura y escribe, pero también lee y dibuja. Colecciona libros y hojas. Persistente.