La Trilogía de la Oscuridad: Eterna

Guillermo del Toro es uno de los mexicanos que más ha destacado en el extranjero gracias a la singular manera que tiene de retratar lo sobrenatural y por ende, me atrevo a decir, uno de los mejores directores de cine en lo que respecta a fantasía/ciencia ficción. Sin embargo, su trabajo va más allá de la pantalla grande. En esta ocasión hace equipo con el autor de El príncipe de los ladrones, Chuck Hogan, y juntos regresan para terminar su Trilogía de la Oscuridad con Eterna.

Para aquellos que no saben de qué va la historia, les cuento que tiene que ver con vampiros. Antes de que cierren esta pestaña o volteen los ojos, también les aviso que no son los típicos vampiros del siglo XXI. Del Toro y Hogan regresan a la mitología clásica de estos seres y le dan su propio toque para brindarnos una historia que retrata el sangriento Apocalipsis de la humanidad a manos de estas criaturas.

Eterna es la tercera parte de la serie y si no han leído las entregas anteriores les recomiendo lo hagan en este puente que se aproxima ya que la historia combina acción, drama y un escenario bastante gráfico donde nadie está a salvo. El libro inicia con los strigoi gobernando a los humanos. Después de la muerte de Abraham Setrakian, el grupo de Ephraim, Nora y Vasily ha quedado divido. Mientras Ephraim busca a su hijo raptado por la que antes era su esposa,Vasily viaja al Viejo Mundo a tratar de averiguar alguna manera de destruir al Amo con ayuda del Occido Lumen, un libro que el viejo Setrakian le confió antes de morir.

Debo confesar que Eterna fue una grata sorpresa. Después de haber leído Nocturna y Oscura, imaginé miles de posibilidades sobre cómo podía terminar la historia y ninguna de las que pensé (o leí de otros lectores), fue correcta. Es de admirar la valentía de los autores de tomar decisiones que no todos sus lectores van aplaudir, pero que sin duda agregan suspenso a la historia y le dan al lector un motivo más para seguir leyendo. Este atrevimiento es lo que hace de la saga algo entretenido, el “no saber qué va a pasar después”.

Sin arruinarles la batalla final contra el Amo, sólo les recomiendo que lean el libro sin creer que las entregas anteriores lo han dicho todo. Hay una relación que nunca se vio venir, muertes y tramas inesperadas y un final acorde a lo que Del Toro y Hogan nos tienen acostumbrados en sus trabajos previos, ya sea en la pantalla grande o en la literatura.

También es importante mencionar que Eterna es un libro que se toma su tiempo. Hay un espacio de dos años entre el final de Oscura y el inicio de Eterna que necesita una explicación (en los primeros capítulos) que para algunos puede parecer un poco pesada. Sin embargo, esto cambia cuando nos vamos acercando a la recta final y la base de la historia se vuelve más mitológica (después de que en entregas pasadas los autores le apostaban a un camino científico). Otra característica relevante es lo cinemático del libro. Es una narración que puedes ver perfectamente en tu cabeza como si fuera una pantalla de cine o televisión, lo que hace más vívida la experiencia.

Es difícil hablar de Eterna como un libro individual ya que es la culminación de una gran historia que se viene construyendo desde Nocturna. Es importante leer los libros anteriores para tener una mejor experiencia leyendo, además de que cada uno es diferente. Nocturna tuvo suspenso, Oscura acción y Eterna una resolución y explicación a los eventos anteriores. ¿Quieren disfrutar el final? Simplemente lean sin esperar algo en específico. Es un final original y agridulce que sorprenderá a más de uno. Si son seguidores del género o de la mitología vampírica clásica, La Trilogía de la Oscuridad es una serie que deben tener en sus bibliotecas.

(Eterna es el desenlace de La Trilogía de la Oscuridad, escrita por Guillermo del Toro y Chuck Hogan. En México es publicada por SUMA de letras y pueden encontrarla ya a la venta)

About James

Cinéfilo. Lector. Estudiante de Comunicación Visual.