Lechuga & Koyote

“La vida es un viaje en paracaídas y no lo que tú quieres creer.”
Vicente Huidobro

I

Buenas noches, Lechuguita.
Tus cenizas se están yendo, eres humo.
Dicen ke vas a volver a la tierra ke te trajo.
Estamos akí con tu familia.
Somos uno keriéndote.
Se te acabó el veinte.
Nunca fui bueno escribiendo elegías,
aunke la muerte siempre me dio un extraño poder macabro.
Acabo de decirle a Icauhtli ke casi no la temo.
Es justo ke si mueres te sigamos.
Eres una guerrera, Lechuguita.
Siempre será tu risa un arma aquí.
Tal vez todos nos muramos en el 2012, y tú sólo te hayas ahorrado vivir apocalipsis,
vete tú a saber.
Además, el universo es no-local,
así ke siempre estamos juntos.
Arden las alas de tu espalda, Lechuga Europa.
La carpa de tu pierna nada entre flamas.
Como ves no estoy triste, pero lloro.
Me regalaste una familia.
Pastor, Carlumpen, Pau, Ever, Frito, Diana, Gallo, Carol, y otros seres keridos.
Nos echaremos un gallo a tu salud y a la salud del buen Koyote.
Me siento afortunado de haberte conocido.
Estarás siempre con nosotros, Lechuguita.
Vete en paz.

II

Si yo fuera el Octavio estaría celoso.
Diría: “Mi vieja se fue con otro”.
Lo bueno es ke se fue con un amigo de toda la vida.
Yo pienso: “A veces debe de ser difícil morir.”
Y entonces entiendo por ké se fueron juntos.
Porke tal vez da demasiado miedo estar solo allá afuera,
en el mar vertiginosamente oscilante de la energía,
sujeto a sabe Dios ké complicadas reglas,
renovando la memoria del creador de sí mismo.
Da miedo seguir akí, también, pero menos ke antes.
Porke sabemos ke hay dos nuevos valedores ahí afuera, esperándonos,
horrorosamente pacientes pero igual de seguros de ke volveremos a vernos.
Koyotito, Lechuga: ustedes dos son exploradores de vanguardia,
dos hermosos changuitos enfrentados al vórtice sin piedad del infinito.
Les pedimos disculpas por seguir tan vivos,
pero les prometemos a cambio alcanzarlos un día de éstos,
cuando venga hacia nosotros la muerte
y sonriendo la miremos a los ojos
y le digamos ke somos amigos de Leticia y Ricardo,
y ke ya les dijimos ke vamos, así ke seguro nos están esperando.

Pablo Ibáñez

About Obrero Invitado

El obrero invitado suele ser tímido a la hora de compartir su información, pero tenemos constancia de que es buena persona.