Los Vendedores de Lástima

Ayer en el metro se subió un vendedor de lástima. Ya saben, de esos hombres y mujeres, que, nomás arrancar, se sueltan en una perorata:

-Buenos Días/Tardes/Noches querid@s usuarios, me veo en la pena ynecesidá de recurrir a ustedes, porque yo y mi hermano éramos albañiles de la empresa X, el sábado pasado se me cayó del quinto piso (snif), la empresa no me quiso pagar indemnización y al denunciar al dueño, se dió a la fuga. En el hospital me están pidiendo pañales, pues constantemente está evacuando (sniff sniff. En este punto, sus ojos se humedecen y la voz le sale estentórea), y por eso me veo en la necesidad de pedirles una moneda, de antemanograciasyquediosleebendiga…

Dicho lo cual, se seca las lágrimas y pasa de lugar a lugar recogiendo los emolumentos (pobre hombre, tenga).Me le quedé viendo con una cara de “No tienes perdón de Dios, hijo de tu remadre”, porque ese wey es el mismo que la semana pasada me lo encontré en un camión, esta vez diciendo que acababa de salir de la cárcel y que nadie le quería dar trabajo, y que la neta no quería robar (como si los que trabajáramos tuvieramos la culpa de eso, y casi casi amenazándonos). No me vean así. No soy una persona de mal corazón: tengo el ojo de lágrima fácil y corazón de pollo que se destroza en cualquier secundaria, pero, o tal vez por ello mismo, me fastidia que nos engañen a la gente que damos limosnas de buena fe :de hecho, les decía estaba a punto de denunciar al cabrón este.

No sé cuánto trabajo les cuesta de estación en estación de convoy en convoy, repetir la misma perorata, fingir las mismas lágrimas de cocodrilo, pero me imagino que si pusieran las mismas ganas en trabajar, otra cosa sería. Un amigo hizo este cálculo aproximado :

Si un semáforo cambia de luz en un intervalo de 30 seg. a un minuto, en ese intervalo la indita que trae a sus chilpayates para dar lástima, recoge, (digamos que con la crisis la gente es muy coda) dos pesos, la indita habrá juntado hasta 120 pesos en una hora, (más del salario mínimo diario), y si la misma indita “trabaja” 8 horas diarias, descansando los domingos, da un promedio trabajado de 25 dias “trabajados”, en otras palabras, $24,000 pesos mensuales, que muchos profesionistas ya quisiéramos, y sin ningún jefe que lo “joda” además, sin tesis ni titulación ni nada. Más aún, etnrevistó a una vendedora de lástima profesiona que le dijo que percibía de 450 a 500 pesos diarios, libres de impuesto, llámese IMSS o lo que sea, sin lelgar a las 8 horas diarias ni 6 dias por semana, sin haber hecho un CV ni siquiera haber estudiado. Este mismo amigo me invitó a hacer gente productiva, no dependiente.

Una amiga de mi suegra incluso la invitaba, pues comentó con mucho garbo que era una vendedora de lástima profesional : Todas las mañanas, religiosamente, con sus peores garritas, se iba a la Central de autobuses del Sur, donde les hacía cara de lástima a los paisanos , con el choro de que el robaron la maleta, y se retiraba a las 12 del día con no menos de 5 mil pesos de los de entonces. Y cuando se acababa la semana, se Iba a la Central del Norte, y luego a la Tapo, y luego a los trenes de Buenavista. Y así .Tenía, además, la desfachatez de decir que su casa la había construido con las limosnas, y le insistía que la acompañara, que “se ganaba” muy bien. E incluso he visto en el metro niños que no bien terminan de aprender a hablar y caminar, los padres los enseñan a perder la dignidad. Los vendedores de lástima también son muy competidores entre sí, y hoy por hoy empiezan más jóvenes.

Para que luego digan que soy Yo una persona de mal corazón. Es más, los dejo, voy a buscar garritas en un pulguero y  una esquina, y rentar dos o tres chamacos chillones. ¿Tienes un varo amigo?

Dulce de Reyes

About Obrero Invitado

El obrero invitado suele ser tímido a la hora de compartir su información, pero tenemos constancia de que es buena persona.