Medusa

Muchas historias empiezan con una diosa (o semidiosa) violada, en este caso, Medusa.

Todos conocemos, aunque sea de oídas, el mito de Medusa, la bellísima vestal, es decir, sacerdotisa que consagraba su virginidad a las diversas diosas del hogar y de la fertilidad, siendo requisito indispensable ser de noble familia y de características muy agraciadas, y que fue violada en el mismo templo donde servía, (en este caso, de Atenea) por Poseidón.

medusasaaa

Indignadísima, Atenea se propuso a darle a la víctima, un castigo ejemplar (?) por mancillar su templo, ya que no podía castigar a Poseidón, y claro, como nada es peor que convertir el hermoso cabello en serpientes, y su mirada tan terrible que literalmente, petrificaba. Fue a vivir con las otras dos gorgonas (una tríada) Esteno y Euríale, embarazada de su agresor.

Conocemos de sobra el final: el héroe Perseo, guiado por Atenea, y armado con su escudo espejeado, degolla a la única mortal de las gorgonas, pero sin duda la más célebre.

Con el tiempo, la historia de la desventurada joven se ha convertido en pasto favorito de  eruditos, Freud, si mucho me apuran, y artistas como Benvenuto Cellini, Caravaggio Rubens, Dalí, etcétera

About MammaTesta

Dulce Reyes se niega a crecer. Es por ello que busca libros "de adultos" que puedan ser leídos por niños y también al reverso, libros "para niños" con una doble (o triple) lectura.