México necesita poesía. En voz alta.

Lo dije antes y lo sostengo, ahora más que nunca: la poesía es una necesidad, un hambre del espíritu. Si usted no la ha probado, inténtelo: se verá saciado de necesidades que no sabía que tenía. Porque el placer es un derecho que hay que redimir.

Todo esto viene a cuento porque, justo para cerrar el mes patrio y apenas antes del Festival Internacional Cervantino, se llevará a cabo la séptima edición de Poesía en Voz Alta, del 30 de septiembre al 21 de octubre, en la Casa del Lago. Este evento cuenta con una tradición de más de cincuenta años, y en él han participado (leído, organizado, estrenado obras) algunos de los más grandes representantes de la literatura de nuestro país, como Juan José Arreola, Octavio Paz y Elena Garro. En esta edición, PVA se diversifica para ampliar su oferta, presentando a artistas de distintos géneros, latitudes, orígenes y generaciones. Así, Poesía en Voz Alta 2011 trae a nosotros las propuestas más variadas, de la tradición oral a la experimentación tecnológica.

Además, esta edición del evento se complementará con una Feria Poética, en la que participarán editoriales mexicanas y españolas como Siruela, Anagrama, El Billar de Lucrecia, Ediciones sin Nombre, Acantilado, Textofilia, Axial, Almadía, La Cabra y Trilce, entre otras.

A partir de mañana, La Fábrica de Mitos Urbanos publicará la programación del día de este evento, así como información relevante en torno a él. Porque la poesía es belleza y, de momento, en México la belleza es urgente.

 

About Nora De la Cruz

Lectora.