Mitotes chavos ¡¡Mascaras!!

Estás perdido si deben enseñarte el mundo

 

 

 

 

 

 

Ante la problemática de programas y políticas públicas para la juventud,  llego a la conclusión de que éstos programas sólo están interviniendo la punta del iceberg sin contemplar todo el tempano que hay debajo del agua.

 

Con los diferentes programas de becas, en especifico la de prepa sí y las de jóvenes en situación de riesgo creado por el gobierno de la ciudad de México, se pretende dar apoyo a los jóvenes que no tienen para sus estudios, contraatacar la deserción escolar y con ello la falta de desempleo, sin contemplar que la fractura entre los jóvenes y la sociedad es tal, que gran parte de la población juvenil ha dejado de creer en las instituciones y en los aparatos gubernamentales y que en muchos de los casos es por iniciativa propia no estudiar debido a la gran promesa de terminar trabajando en un “Telemárquetin o para una transnacional”.

Sin embargo me pregunto ¿Cuál es el interés y el nivel de participación de las y los chavos en la creación de soluciones a problemáticas no contempladas por los creadores de dichos programas?

¿Cómo se asumen los chavos que participan de dichas becas?

Habrán de generarse mecanismos internos de intervención en dónde los chavos se consideren así mismos como actores activos. La siguiente pregunta es ¿Les interesa a los chavos formar parte de éstos mecanismos? ¿Están preparados para la emancipación y la autogestión para el desarrollo de programas con miras a programas y políticas públicas?

Valdría la pena comenzar desde el principio si es que realmente le interesa al gobierno si no solucionar, si generar un propuesta sobre todo ahora que estamos en años pre-electorales en donde todos jalarán agüita pa’ su molino y cómo siempre con la amenaza vigente de que los problemas y programas agendados allí se quedarán, en la ex – agenda de un ex – funcionario público más que querrá agarrarse a como pueda de la mesa del poder.

About Librèlula Lunática

Nacida entre matojos y mezquite. Pizcadora en los sembradíos de huestes juveniles de chimecos y asfaltos bravos de la ciudad de México… Trastabillera insurrecta y randa de tiempo y luz. Ecléctica en dicha semántica.