No hay nada.

Debajo de la tierra, entre las sombras, incrustado en mis palabras, en el humo del tabaco, debajo del sillón, en las canciones incesantes, debajo del mantel, detrás de las cortinas, en los cajones,  entre mis recuerdos, en el brillo del cristal, en la pantalla del celular, en las voces que me llaman, enmarañado en mi mechón rojo, en las lagrimas, en mis pasos, en los libros que más  amo, en los ojos del gato, en las mentiras, en el árbol,  en la caja de chocolates, en las lámparas, en las calles que añoro y en las que ahora conozco, en las nubes que no paran, en la madera que cruje, en el amor, en las sonrisas, en los puños, en la incandescencia, en el lunar de la nariz, en la cafetera, en las alucinaciones, en la luz que no llega, en la felicidad, en mis uñas, busqué en todos lados y no encontré nada.
Hoy me siento sola.

About Fátima De Zombie