Otohime

 El invento procede de Japon, aunque bien pudiera exportarse al resto del mundo porque… quien no ha sentido la incomodidad de estar en un baño publico y sentir vergüenza o apuro ante ciertos ruidos desagradables que pudieran escuchar los demas? Se acabo lo de fingir un ataque de tos… la solucion es… la princesa del sonido.

Y es que en el pais nipon son muchas las mujeres que se sienten avergonzadas ante el pensamiento de que alguien pueda oírlas mientras están ocupadas en el retrete. Para disimular el sonido de las funciones corporales, muchas de estas señoritas descubrieron un remedio eficaz: adoptaron la costumbre de vaciar continuamente la cisterna mientras usaban el retrete, desperdiciando gran cantidad de agua en el proceso.

Como las campañas de educación para el ahorro de agua no frenaron esta práctica, en los años 80 acabaron ideando y presentando un dispositivo que, al activarse, produce el sonido del agua al caer sin necesidad de gastar agua realmente.

A este original y util invento se le dio el nombre comercial de Otohime, que literalmente significa Princesa del Sonido. El origen del termino se puede encontrar en la diosa japonesa Otohime, la bella hija del rey del mar Ryujin.

Este dispositivo se instala ya de forma habitual en los nuevos aseos femeninos, y tambien se han actualizado muchos de los antiguos baños para incluir el Otohime entre sus prestaciones…

La Princesa del Sonido se presenta en dos versiones, una de ellas es como un dispositivo separado que funciona con pilas instalado en la pared junto al inodoro, y la otra es incluyendo a la Princesa en el retrete.

En ambos casos, el dispositivo se activa pulsando un botón o moviendo la mano frente a un sensor. Al activarse, el dispositivo sintetiza un fuerte sonido similar al de vaciar una cisterna… pero sin gastar agua. El sonido para al cabo de un tiempo predeterminado o se puede parar con una nueva pulsación del botón.

Se calcula que la Princesa del Sonido unos 20 litros de agua por uso. A ver si ahora junto a la Princesa del Sonido se crea tambien un Principe de los Olores, a modo de potente ambientador, porque eso… aun esta por resolver, y el truquito de la cerilla no siempre funciona, jeje. Eso si, de momento parece que su uso es exclusivo de mujeres, porque apenas hay demanda de estos dispositivos en los baños masculinos, y es que claro, ellos son tan machotes… que ni falta les hace, sera un signo de virilidad…

Vamos, que si uno visita Japon tendra que hacer un cursillo acelerado de uso del retrete, aunque tambien habra que tener especial cuidado, porque los nipones son muy dados a las bromitas… como esta que ves a continuacion… vaya gracia para los apurados usuarios del wc!!!

Dulce de Reyes

About Obrero Invitado

El obrero invitado suele ser tímido a la hora de compartir su información, pero tenemos constancia de que es buena persona.