Pa’ mis Karnales…

Ni siquiera sé como empezar… Mi Libélula fue la mensajera de tan amarga noticia, las lágrimas no me dejaban emitir palabra alguna, me estaban ahogando, eran como vidrios desgarrándome por dentro. El piso amigo recibió mi cuerpo como un pedazo de cemento, sólo escuchaba el latir de mi corazón y los gritos que mi garganta emitía, los brazos del ser amado intentaban saber que ocurría… el teléfono celular vibró, el nombre “René” en la pantalla confirmaba lo ocurrido… No había marcha atrás, era cierto.

La rabia, empezó a invadirme como veneno, la negación, el shock… Todo era confuso, no entendía… no quería entender. El cielo estaba invadido de pompones plomizos, el ambiente era frio, lágrimas bailando en el aire. Empecé a ver rostros conocidos, los rostros de la gente que te ama, abrazos, besos, miradas… Sí, era cierto.

Creeme que no fui la única que penzó que era una broma. La Libélula dijo: “Quisiera que llegaramos y este cabrón dijera, ja, es una broma, lo que pasa es que quería reunirlos a todos y no sabía como hacerlo, vamos chingarnos unas chelas, ¡salud!…”. Jajajajajajajaja, siempre te caracterizó ese pinche humor negro, ácido.

Me vienen tantas cosas a la mente, tantas vivencias, tantas discuciones, tantas conversaciones, tantos proyectos, tantas risas, tantas chelas… tanto de todo… Gracias a ti conocí a La hermosa Risotas, a mi Lechuga, mi Letuza, mi Letyalasdemariposaboruva… Amante del “señor aluro”, con esos ojos hermosos que capturaban magia, con esa inquietud y creatividad que sólo ella tenía… La princesa alada que ahora te acompaña para cantarle a la luna y seducirla con su belleza.

Soy una maldita egoista, no te quiero dejar ir, no quiero hablar de ti en pasado, no quiero entender, no quiero resignarme, no quiero aceptarlo… Estoy hasta la madre de que me digan que todo va a estar bien; que sólo es un paso más; que te adelantaste; que todos vamos para alla; que es parte de la vida…

No imagino la vida sin ti, no quiero que el dolor acabe, pues eso me va a recordar siempre cuanto te amo y la falta que me haces. No quiero fingir fortaleza, no quiero entender todo esto… Voy a llorar todo lo que sea necesario.

Te amo desde el alma Hermano, Lechuguita te quiero con todo mi ser… Nos vemos pronto. ¡Salud!

About kochinilla