Pero cómo nos divertimos…

Yo creo que el amor no existe. Y no es un pensamiento que venga fácilmente, o que dé tranquilidad saberlo. El amor no existe, pero las ganas sí, porque somos animales al final de cuentas. “Animales pensantes” decían los griegos. El mundo moderno se basa en el pensamiento. Y el amor, es un pensamiento (de esos que se llaman constructo social) ¿Entonces? Ante la barbarie que nos rodea, el hombre siempre tiene la esperanza de que la razón rescate a la humanidad. Ante esa idea alguien me dijo que al hombre lo salva la sensibilidad. El amor no es sensibilidad, pero se le parece mucho.

1. Si el amor es un pensamiento y si la humanidad es también un pensamiento ¿no son reales? ¿Es sólo real el instinto?

2. Si el amor no existe ¿La sensibilidad existe sin el?

Les digo que no es fácil, vivir en un mundo donde el amor es institución (matrimonial), y base del entretenimiento (revisen de qué se tratan las telenovelas, las canciones de la radio, los regalos de las tiendas, las mesas para dos en los restaurantes); no es fácil vivir todo eso sabiendo que el amor no existe. Aun sabiendo que lo único real es el instinto, se anda por la vida chocando con quienes no lo saben. Pensando en no decirles lo que se sabe, por que saber que el amor no existe no significa que se pueda prescindir de las ganas, o que no nos importe acabar con lo que los otros esperan: que se traguen sus cuentos. Pensando en no decirles que el amor no existe, por que si opinan lo mismo… ¿Qué clase de cínicos vamos a ser?

Obrero Invitado: Karina Almaraz

About Obrero Invitado

El obrero invitado suele ser tímido a la hora de compartir su información, pero tenemos constancia de que es buena persona.