Piel áspera

Por: Biólogo zombie

Entre distorsiones alcohólicas, láser verde y música para encuerarse, el hombre abrió su cartera y sacó dos sor juanas de la última quincena. Cuando el mesero recogió las botellas vacías de cerveza le dejó el dinero en la mano y pidió que le mandaran dos chicas. Estaba aislado del resto del tugurio tan sólo por unas horrendas cortinas blancas, aunque su dinero le había costado esa “privacidad”. Aparecieron dos mujeres que al poco tiempo lo besaban en la boca y manoseaban su entrepierna. Participando al fin en su fiesta particular, el sujeto lamió la sudorosa piel de una de las desnudistas; sintió cómo bajo la lujuriosa (y deshidratada) acción de sus papilas gustativas esa epidermis se desprendía con un sonido húmedo y desgarrante; revelando la capa inferior de escamas verduzcas, grandes y opacas. No vivió para disfrutar la súbita sobriedad provocada por el miedo. Fue sólo una víctima más del ataque de las strippers cocodrilo.

About Biólogo Zombie

Zombie que se metió a estudiar Biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Avorazado lector y escritor con tiempo de sobra pero apenas en busca del talento. Aficionado al cine en general aunque los filmes de terror, y de zombies en especial, siempre tendrán un lugar importante en su podrido corazón.