Relajación neuronal (o Bienvenida al nuevo año 2012)

Y lo de relajación neuronal responde al largo período de estreñimiento mental que he sufrido a últimas fechas, mas en esta época llena de impresiones navideñas, sofocones afectivos, y parafernalia festiva es muy complicado pretender, ya no escribir… pensar con cordura, moderación y lógica, como usualmente ocurre.

De cualquier manera la lucha se le hace y, pujido tras pujido, algo va saliendo justo en la recta final que –al grito de “Ya mañana lloraré”– nos conducirá al cierre del Maratón Lupe-Reyes con su correspondiente rosca y chocolate. Tengamos en cuenta que habemos algunas personas que estamos considerando adelantar el tema del chocolate con leche caliente por el frío siberiano que azota a la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de México.

Una de las cosas que francamente me llamó la atención durante este período vacacional, fue la constancia con la que chambean los trabajadores ambulantes. Religiosamente, sin importar fechas, clima, o siniestro, las garnacheras, jugueros, y vendedores permanecieron prestos en sus esquinas. Esto me hizo recordar otro fenómeno urbano: la resistencia de los tianguis a cambiar de ubicación. Si llueve, es vacación, tiembla, hacen obras, o explota una bomba H en día de tianguis, los tianguistas llegan y se instalan en su lugar en el horario acostumbrado. No existe manifestación, redada, o fenómeno milagriento que pueda evitar que el tianguis se instale en tiempo y forma. De ahí que crea que si el mundo se acaba el sábado 21 de diciembre de este año, los tianguis de los sábados dejarán de existir hasta el domingo… ya estoy sospechando que tienen poderes sobrenaturales. También se me ha ocurrido que para destacar la virtud de la asiduidad, podríamos decir que tal o cual persona es perseverante cual tianguista.

Esto último es sólo una muestra de las elevadas reflexiones a las que me conducen mis arrebatos filosóficos. Mis arrebatos festivos, por otra parte, me conducen a vitorear a las personas que, como yo, pretendemos dar lo mejor de nosotros en esta semana para cerrar el maratón Lupe-Reyes, y desear que este año que estrenamos lo usemos para hacer mucha cosa entretenida, que alcancemos metas, y que nos vaya muy bien a todos.

Feliz 2012

About La Bruja

La Bruja se construye con arquitectura e historia, se deconstruye con cigarro y tequila, y escribe lo que sucede mientras se reinventa.