Rudo y Cursi: mozalbetes adorables a la charolastra

En las últimas dos semanas Rudo y Cursi ha roto records de taquilla y asistencia en nuestro país, la cinta es la opera prima de Carlos Cuaron, escrita y dirigida por el mismo Rudo y Cursi es producida por el colectivo Cha Cha Cha propiedad de Guillermo del Toro, González Iñarritu y Alfonso Cuaron.

Los Tres Mosqueteros como también se les denomina a esta tripleta de directores han sido tocados por el dedo de Dios joligüdense, en esta caso especifico a través de un contrato de cinco películas con la Universal Pictures que en conjunto supera los 100 millones de dólares.

La cinta protagonizada por Gael García y Diego Luna los nuevos valores del celuloide mexica, cuenta una historia sencilla, plagada de clichés y lugares comunes: un par de cenicientos descubiertos por el hada madrina del balompié sudamericano y sus dificultades por adaptarse a su repentino éxito, la formula de la descontextualización del personaje pocas veces falla.

El Fut-bol, el juego más popular del mundo es el eje temático de Rudo y Cursi, está narrada en tercera persona al estilo nostálgicamente aleccionador de Y tu mama También (Alfonso Cuaron, 2001) con reminiscencias filosóficas que nos permiten comparar el llamado juego del hombre con la vida, una de ellas sutilmente fusilada de una reflexión que Vladimir Nabokov tuvo en sus añejos añejos estudiantiles como arquero de un equipo de futbol, posición que comparte con el Rudo: “El trabajo de un portero es como el de un mártir, un saco de arena o un penitente: está rodeada por un singular halo de glamour”.

El soundtrack está compuesto por 2 discos: el Cursi con rolas guapachosas de la Sonora Dinamita, Los tucanes de Tijuana y el éxito que todo México esperaba interpretado por Tato Cursi Verdusco alias Gael Garcia Bernal Quiero que me quieras que es un cover de la banda setentera Cheap Trick, no dudo ni tantito que se ponga de moda y que hasta la bandita fresoide la tarararie exactamente como paso con la del Buki.

El disco Rudo son las mismas melodías pero en reversiones rockeras entre las que encontramos al Instituto Mexicano del Sonido con Saúl Hernández cantando Arboles de la Barranca (¡!), Los Látigos y Kumbia Queers.

Rudo y Cursi se posicionó en el número uno de ganancias en taquilla de toda la historia del cine nacional alcanzando la cifra de 4 millones 900 mil pesos el 19 de diciembre, día de su estreno.

“Me resisto a verla, pero tengo que hacerlo, todo mundo habla de ella” me respondieron cuando el otro día propuse la cinta como actividad vespertina. Rudo y Cursi no propone nada nuevo, bien podríamos chutarnos ATM o la secuela ¿Qué te ha dado esa mujer? (Ismael Rodríguez, 1951) y surtiría el mismo efecto agridulce producido por la relación amor-odio de un par de mozalbetes adorables pero en esta ocasión aderezados a la charolastra.

About Koyote Lagañas

Licántropo rabioso, onanista impúdico y vouyerista, nihilista introspectivo, hiperquinetico distimico, sobreviviente lunático de cráteres espirituales… Aullador afónico color morado, carnívoro onírico selenita.