Samarcanda

El más valioso y tal vez más olvidado náufrago del Titanic no fue una de las muchas celebridades que en su tiempo lo abordaron, pese a ser un navío destinado a soportar a esas marejadas de inmigrantes que ningún país se sentía tentado a albergar, sino a vomitar de sus terruños: No, se trataba de un libro tan peculiar como mitológico: Las Rubba’iyat (cuartetas) del matemático, astrónomo, filósofo y poeta persa Omar Jayyam.

Jayyam, quien diera a luz el término X para denominar en sistemas algebraicos a una incógnita, basada en la palabra árabe xay (“algo”, “cosa”), que se sigue usando hasta nuestros días, desarrolló una relación de amistad con Hassan Sabbah, asistiendo así al evento inaugural de la secta ismaelí de los Nizaríes, conocidos por sus detractores como los “Hashashins”*, los que “ingieren hashís”, por la difamatoria leyenda difundida por Marco Polo, de que consumaban sus crímenes bajo el influjo de esta sustancia, porque ¿cómo explicar que estos hombres jóvenes, en la flor de la edad, en la plenitud de sus capacidades, se lanzaran a la muerte con la sonrisa a flor de labios? Sin embargo, Marco Polo nunca estuvo en Alamut. Los orígenes de la palabra son muy otros, asāsiyyīn, que significa “fundamentalista”.

Como fuere, después de la muerte de Jayyam su viejo amigo atesoró sus Cuartetas por años, agregó contenido, mandó que se ilustraran, de modo que se confundieron y compenetraron para siempre, la poesía de Jayyam y las ideas de la secta. Hasta que la fortaleza de Alamut fue destruida por los mongoles y sus libros, quemados casi en su totalidad. Fue por azares del destino que llegó a nuestros días y los sabios de nuestro tiempo concedieron el lugar que el sabio persa, tan adelantado a su tiempo con su geometría no euclidiana y numerosas contribuciones a las matemáticas, le concedieron y reivindicaron el lugar que tiene desde esos tiempos indefinidos.

La primera parte de la historia se desarrolla en la mítica ciudad de Samarcanda, en la ruta de la seda, de la cual se ha vaticinado que no podrá ser tomada, salvo por las armas. No obstante, queda espacio para comentar una que otra historia de amor.

*De donde viene “asesino”

Samarcanda, Amin Maalouf, Alianza Editorial.

Cómpralo en Gandhi $137 pesitos

Obrera invitada: Dulce de Reyes

About Obrero Invitado

El obrero invitado suele ser tímido a la hora de compartir su información, pero tenemos constancia de que es buena persona.