Si no puedo llevarte a la luna …

Me robo un cacho para ti, eso debio haber pensado el muchacho de la siguiente historia

Protegida por enormes medidas de seguridad, una cámara acorazada del centro espacial Lyndon B. Johnson de Houston alberga la mayor parte de los más de 300 kilos de rocas lunares recogidas por los astronautas de las seis misiones Apolo. En julio de 2002, un joven estudiante de la NASA y su novia consiguieron penetrar en el interior de la cámara, hacerse con una muestra de material lunar y escapar del recinto sin ser advertidos. Unas horas después, hacían el amor en la cama de un motel rodeados de polvo lunar….

Mas detalles en Fogonazos

About René Venturoso

es una unidad humanoide genérica de carbono, que gusta del mal cine y la buena lectura, locutor aficionado y uno de sus pasatiempos favoritos es dar largos paseos por el internet.